Academia Málaga CF | Argumentos para defender la construcción de la Ciudad Deportiva

Los argumentos del Málaga para defender la construcción de La Academia

Reportar vídeo

1       

La construcción de la Ciudad Deportiva del Málaga en Arraijanal está generando bastante polémica, y el club ha querido detallar todavía más el proyecto y defenderse de ciertas acusaciones por parte de los colectivos y ecologistas y de algunos grupos políticos de la ciudad. Así, la entidad ha convocado a los medios de comunicación para llevar a cabo un desayuno de trabajo y explicar varios aspectos que consideran que son importantes que se sepan. 

En el encuentro participaron el arquitecto del proyecto, Salvador Cortés, el gerente de la constructora Bilba, Juan Borrajo, el gerente de La Academia, José Luis Ruiz, y el director de comunicación del club, Paco Ceballos, además de los periodistas presentes. Se aclararon todo tipo de dudas y el club ofreció algunos datos para desmontar algunas de las teorías que están apareciendo para intentar impedir que la Ciudad Deportiva se levante en ese enclave. 
En primer lugar, la entidad ha insistido en que La Academia ocupará una pequeña parte de todo el terreno de Arraijanal. La superficie total es de 545.087 metros cuadrados, y la Ciudad Deportiva (con todas sus fases incluidas) ocupará 108.362 m², es decir, menos de un cuarto del total. En el resto está proyectado un gran parque que se encargará de hacer la Junta de Andalucía, que será quien se ocupe de las dunas situadas en la playa, única zona protegida por la Unión Europea. 
La entidad también se ha comprometido a costear diversas mejoras en la zona relacionadas con el abastecimiento de agua, luz, etc. Además, el Málaga va a construir una zona de aparcamientos que serán totalmente gratuitos para cualquier persona que quiera aparcar allí, algo que está recogido en el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana). 
En cuanto a la primera fase en sí, que es la que se está empezando a construir, el club tiene la licencia de obra pagada y además ha realizado varios pagos en concepto de garantía para el Ayuntamiento, para la urbanización de la zona, y para la reforestación. De hecho, el arquitecto explicó que la idea es que unos 100.000 sean invertidos en reforestar la zona de Arraijanal. 
Como viene explicando la entidad, el impacto medioambiental de la Ciudad Deportiva será leve. Lo argumentó también Salvador Cortés, insistiendo en que la única edificación va a ser la dedicada a oficinas, almacén etc., un edificio que no va a superar los diez metros de altura y que sólo ocuparía unos 1.000 metros cuadrados. En este punto, el Málaga ha querido recalcar que no habrá ningún tipo de residencia para que vengan equipos extranjeros ni nada por el estilo, sino que La Academia será sólo para los equipos de la cantera, masculinos y femeninos. Y, en el remoto caso de que la Fundación ganara dinero con la Ciudad Deportiva, los estatutos dejan claro que ese montante sólo se podría invertir en temas relacionados con el deporte base malagueño o fines sociales.
Esto viene a colación de que los colectivos ecologistas y algunos grupos políticos aseguran que la Ciudad Deportiva es una estrategia de Al-Thani, presidente del club y de la Fundación, para lucrarse. Algo que según la entidad es totalmente imposible. Primero porque lo normal es que genere gastos y no ingresos, y segundo porque en caso de que hubiera ganancias irían destinadas a lo anteriormente comentado. 
Otro tema peliagudo es la posibilidad de encontrar restos arqueológicos. Y el Málaga ha explicado que hay una empresa homologada por Cultura que está a pie de obra día tras días controlando. Además, el club ha ampliado el perímetro de vigilancia por cuenta propia para que todavía los trabajos sean más exhaustivos. En el caso de que se encontrara algo, que parece complicado porque la zona más propensa está al otro lado de la parcela, las obras se pararían en ese sitio a la espera de que se hicieran los estudios oportunos.

Protestas, sabotaje y vandalismo en Arraijanal

Una vez expuesto todo lo anterior, Juan Borrajo, gerente de Bilba, explicó la complicada situación que viven los trabajadores de la constructora día tras días. Tanto el club como la empresa respetan cualquier protesta o manifestación, pero creen que ciertos colectivos están sobrepasando la raya. Según Borrajo, estos activistas insultan y amenazan día tras día a los trabajadores, pintan y destrozan vallas, se suben a los árboles y a las máquinas para impedir que trabajen sobre el terreno... Lo último que hicieron fue cortar los latiguillos hidráulicos. Y todo eso supone un coste y, lo que es peor, un retraso en las obras. 
Las asociaciones se han reunido con el alcalde y con los responsables en la materia, pero insisten en que no quieren que la Ciudad Deportiva se construya en Arraijanal pese a que todos los permisos estén en regla. Con todo eso, y viendo que estos actos vandálicos no remiten, Bilba ha denunciado ante la Policía Nacional varios de estos episodios. 
 
 
 

Un contenido de:
Luis G. Díaz

Martes, 17 de abril de 2018. 11:15

2 comentarios

  1. Paco

    Ya han empezado los podemitas con el terrorismo. Cuando esta pequeña minoría no consigue lo que pide, por las buenas, lo intenta por cualquier medio, sea lícito o no.

  2. Jose Diaz Robles

    Si no construimos Malo malisimo,si construimos peor que peor.El caso es protestar y fastidiar;Los que protestan por todo pienso que son anti-sistema,más vale que guarden sus fuerzas de protesta para otros problemas .que son mucho y más importantes los que tenemos,y no protestar por un bien común que es muy bueno para la Ciudad de Malaga y el MCF.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *