Málaga CF - Real Madrid | Crónica jornada 32 LaLiga 2017-18
Málaga CF
1-2
Real Madrid

Ésta no es una crónica más del Málaga

Rolan durante el partido ante el Madrid.

Perdonen el titular. No había otro mejor para invitarles a leer estas líneas. Vayan mis disculpas por adelantado. Lo cierto, es que no recordará el Madrid un triunfo tan cómodo como el logrado en La Rosaleda ante el Málaga. No se dejen engañar por el ajustado 1-2 final si no han visto el choque. Perdió el equipo blanquiazul con la versión b del conjunto de Zidane (repleta de mucha calidad eso sí), pero lo hizo sin dar la más mínima impresión de poder poner en aprieto al rival. Ganó el conjunto blanco casi andando, dando la impresión de tener el freno de mano echado constantemente y refrendando lo que todo el mundo ha asumido ya por estos lares. No hay más en este Málaga. Y donde no hay, es imposible.
Hace ya jornadas que los partidos del equipo de José González son un auténtico calvario. Y los que se juegan en La Rosaleda se han convertido en una proclama continua en contra del presidente y propietario, Al-Thani. La grada ha olvidado lo que ocurre sobre el verde salvo para animar con cierta sorna o mandar recados de cara a la próxima temporada.
El descenso es un hecho, el próximo jueves puede ser matemático, y a este equipo le resta aún seis jornadas por disputar. Todas y cada una de las almas que sigan viniendo al estadio a penar con el equipo deberían tener el cielo ganado. Sin pasar por el purgatorio. La escuadra blanquiazul no da ni para apretarle a un Madrid relajado y sin motivación liguera alguna.
Andando ganó el Madrid que tuvo en Isco a su mejor jugador, pero que también contemporizó todo lo que pudo para evitar mayores vergüenzas al que siempre será su equipo, el Málaga. Hasta el golazo de falta que marcó el malagueño quedó impregnada por la disculpa automático del 22 madridista nada más batir a Roberto.
Antes del derechazo de Isco, el Madrid ya habría errado alguna más clarísima, pero con el tanto, despertó algo el Málaga que tuvo la suya justo antes del descanso. Pero lo del gol es ya historia aparte en este equipo y era evidente que ni Iturra solo ante Keylor iba a ver puerta. 
En un partido francamente malo por ambas partes (por distintos motivos), el tedio de la grada desapareció con el segundo gol blanco. Casemiro sólo tuvo que empujar la asistencia de Isco tras una buena triangulación del Madrid. Los de Zidane resolvían así el duelo y la atención se centraba ya en los pequeños detalles que rodeaban el mismo. Los problemas físicos de Ignasi Miquel, el debut del canterano Iván o la atronadora ovación a Isco cuando fue sustituido. No es para menos, pues el malagueño jugó con el freno de mano echado pese al gol y la asistencia. 
El postrero gol de Rolan, el único que ha entendido que sigue habiendo mucho en juego (al menos en lo individual), sólo sirvió para maquillar el resultado y arrancar los aplausos de los pocos aficionados que aún quedaban en la grada.

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

Un contenido de:
Jesús Ballesteros

Domingo, 15 de abril de 2018. 20:40
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *