Málaga CF - Albacete | Harper se reencuentra con Ramis, Tejero y Febas

Harper se reencuentra con viejos amigos

Un contenido de:
Jesús M. Noguera

Jueves, 11 de octubre de 2018. 19:52
Harper, en su etapa en el Real Madrid y junto a Tejero, rival este viernes.
Harper, en su etapa en el Real Madrid y junto a Tejero, rival este viernes.

Jack Harper es uno de los hombres de moda en el Málaga. La carestía de delanteros en la pretemporada le abrió una estrecha rendija por la que se coló. A base de oficio rompió el cascarón y se hace con un espacio en el fútbol profesional. Uno de los puntales de Muñiz, jugó todos los partidos, que este viernes (16:00, LaLiga123 TV) se reencuentra en La Rosaleda con el último técnico que tuvo en su etapa de formación. Luis Miguel Ramis terminó de moldearlo en La Fábrica, donde pasó seis años.

El atacante aterrizó en el Real Madrid cuando Míchel era director de la cantera blanca. El ex entrenador blanquiazul lo reclutó para el Infantil A después de varias exhibiciones goleadoras del escocés. Metió la friolera cifra de 89 goles en Los Boliches y descolló en el Torneo Brunete de 2008, donde compartía equipo con José Pozo, ahora en el Rayo Vallecano. Un fichaje con tremenda repercusión en las islas británicas. Medios populares como el Daily Mail se hacían eco de su experiencia en Valdebebas. El Braveheart, así lo llamaban en el club merengue, escaló hasta encontrarse con la figura del hoy técnico del Albacete en el Juvenil A.

Una temporada especial con la disputa de la Youth League, un escaparate notorio. El Real Madrid cayó en octavos en la suerte de los penaltis con el Oporto, pero hubo tiempo para calibrar a Harper en el escenario continental. Sin protagonismo ante los lusos, en la fase de grupos dejó destellos de calidad. Y olfato goleador. Tres tantos en seis partidos ante rivales de enjundia como el Liverpool (estaba Alexander Arnold, titular en Kiev ante el Real Madrid en la final de la Champions en mayo) o el Basilea. Además repartió tres asistencias. Ramis lo colocaba en idéntica posición a la que lo hace Muñiz. Ahora parte por detrás de Blanco Leschuk, antes de Borja Mayoral, actualmente cedido en el Levante.

Jack Harper y Álvaro Tejero, en su etapa en el Real Madrid (Foto: @jackharper77).
Jack Harper y Álvaro Tejero, en su etapa en el Real Madrid (Foto: @jackharper77).

En sus últimos años en La Fábrica compartió vestuario con nombres ilustres como el del delantero de Parla, internacional y con una Copa de Europa bajo el brazo, o Sergio Reguilón, que da sus primeros pasos en el primer equipo con Julen Lopetegui. También con jugadores que se hacen un hueco en Segunda como Lazo (Lugo) o Quezada (Córdoba), además de con Lienhart, en el Friburgo de la Bundesliga alemana. También con dos futbolistas con los que se volverá a cruzar sobre el césped de La Rosaleda, Álvaro Tejero y Aleix Febas, ambos reclutados por el técnico tarraconense para su aventura manchega.

Hubo buen feeling entre Jack Harper y Luis Miguel Ramis. "Es un entrenador muy completo, lo entendía todo", decía el jugador del Málaga hace un tiempo en una entrevista en Málaga Hoy. Tuvo palabras para él el entrenador del Albacete antes de salir hacia Málaga. "Estando conmigo jugó poco porque tenía competencia en su zona de juego, pero lleva una gran trayectoria. Tiene grandes condiciones y ahora Harper está explotando. Es un chico joven y que tiene acumulación de minutos. Talento tiene y ahora confianza también. Ha encontrado el entorno perfecto para poder explotar”, reconocía el catalán.

Ahí se acabó su viaje en las filas blancas, que, no obstante, duró más de un lustro. Estaba previsto que su destino fuese el Real Madrid C, pero se abolió. Hubo opciones de continuar con el vínculo y salir a préstamo a otro equipo, pero no fructificó esa vía. Tras un malogrado fichaje por el Stoke City (no pasó las pruebas médicas por un edema óseo en la rodilla), el Brighton fue su siguiente etapa. De ahí dio el salto al Málaga hace algo más de un año, donde tuvo un fuerte impacto en el Atlético Malagueño. De La Federación a La Rosaleda, donde ahora brilla.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *