Málaga CF - FC Barcelona | Críticas al jeque Al-Thani en La Rosaleda

Orfandad en el palco

Reportar vídeo

1       

Se colgó en las taquillas el cartel de ‘No hay billetes’ para el Málaga-Barça. No fue así en el palco, que suele estar apretado para estas citas, pero que hoy presentó una orfandad sintomática. De las quince butacas de la primera fila, sólo seis fueron ocupadas y el consejero Antonio Benítez, que fue quien habló ante los medios, y Basti presidieron la zona noble. Ben Barek y Martín Aguilar no acudieron por problemas de salud, mientras que de los Al-Thani no hubo ni rastro. Ni el presidente, que acumula ya muchos meses sin venir, ni ninguno de sus hijos y consejeros, ni su hija Hamyan. Nadie.

Se ahorraron escuchar en vivo las muchas y extendidas oleadas de cánticos de los aficionados del Málaga, que pidieron insistentemente su marcha. “¡Al-Thani, vete ya!” se escuchó con potencia hasta en cinco ocasiones durante el partido, la primera de ellas en el minuto 21, cuando el encuentro ya estaba 0-1 para el equipo culé. Y todo fue en La Rosaleda en su mejor entrada de la temporada. Si hubo vacío en el palco, las gradas de Martiricos se superpoblaron, con sensación de lleno y con una asistencia oficial de 26.677 espectadores.
Como decíamos, los cánticos a Al-Thani, comandados por el ‘Fondo Sur 1904’ y secundados por la gran mayoría del estadio, no fueron los únicos. Aunque menos respaldados, los jugadores también fueron señalados durante gran parte del encuentro, con mofas en algunos casos e inclusos conatos frustrados de olas. “¡Esa camiseta, no la merecéis! ¡Jugadores, mercenarios! ¡Málaga somos nosotros!”, fueron algunas de las frases coreadas en ambas partes del encuentro, con algunas más lesivas en la segunda mitad: “¡Queremos un tiro a puerta!” o “¡Rolan, selección!, además varios 'olés' en algunas jugadas intrascendentes del equipo local. Cuando los futbolistas saludaron al final se llevaron los pitos de los pocos que quedaban ya en el recinto blanquiazul.
Y enfrente estuvo el Barcelona y Piqué, que se llevó parte de las iras en la primera mitad para pasar luego más desapercibido, ante la centralización de las críticas, las mofas y el apoyo en una coctelera con destino al equipo y a la propiedad, que volvió a dejar abandonado a su club en un palco presidido, repetimos, por Antonio Benítez y Basti, y con Husillos y Jofre, directores deportivo y general oficioso, en la segunda fila.

Un contenido de:
D.M.

Sábado, 10 de marzo de 2018. 22:06

1 comentario

  1. rcotos

    AL-THANI VETE YA!!!!!!

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *