Málaga CF | Descenso a Segunda, incertidumbre con el nuevo proyecto

Incertidumbre con el nuevo proyecto

Reportar vídeo

1       

El Málaga será el más rico de Segunda. Ninguno de los tres descendidos asumirá más por el descenso que el club blanquiazul, que además tendrá el mejor pellizco televisivo de la categoría. Por si fuera poco, contará con una ventaja sobre los demás, el tiempo para planificar. Es el primero de los 20 clubes que sabe que jugará en Segunda la campaña que viene. Con estos datos, nadie puede quitarle la vitola de principal favorito al ascenso pese a lo competitiva que es la Liga 1,2,3 y a los históricos equipos que en ella confluyen.

Toda esa teoría está escrita sobre el papel, pero la incertidumbre a día de hoy es latente en torno al proyecto que presentará el Málaga tras diez años en la élite. ¿Qué ocurrirá con la propiedad del club? ¿Seguirá Al-Thani presidiendo e interviniendo en el Málaga? ¿Entrará BlueBay antes de lo previsto? ¿Cómo sería su convivencia en el club en tal caso? ¿Afectará este vaivén accionarial a lo deportivo? ¿Quién entrenará al Málaga? ¿Quién liderará la transición deportiva? ¿Cómo se reajustará salarialmente la plantilla?
Son algunas de las preguntas que a día de hoy no tienen respuesta y que tendrán que ir despejándose con el paso del tiempo. El Málaga deberá asumir su nueva realidad y reajustarse el cinturón. Su presupuesto se reducirá aproximadamente en torno a un 60%, disminuirán los ingresos televisivos, publicitarios (debe nombrar a un nuevo director de negocio tras la marcha de Daniel Guerrero) y de taquillas. El escenario económico será bien distinto a todos los niveles, pero con poco también se puede hacer mucho, aunque en este punto será vital saber qué grado de intervencionismo va a asumir el jeque en la gestión. Sería fundamental la inclusión de algún o algunos ejecutivos cualificados que asuman responsabilidad interna y externa, que dotaran de músculo y agilidad a la entidad en el día a día y que contaran con la confianza del presidente, pero Al-Thani sigue sin estar por la labor de fichar a un director general y arguye que para eso están sus hijos.
Mientras, BlueBay espera al juicio por el 49% de las acciones de Al-Thani. Se celebrará en dos sesiones el 4 y el 5 de diciembre, pero la hotelera se mueve entre bambalinas y no se descartan acontecimientos previos. Públicamente insisten en que quieren gestionar y no vender, así que es otro plato importante en el menú que viene. En el caso de que BlueBay entrara a formar parte del accionariado de Martiricos habría que ver cómo se recompone la escena y si ese vaivén afecta al plano deportivo. Tampoco hay que descartar otros movimientos tras los últimos rifirrafes políticos o con el protagonismo que han adquirido en últimas fechas los pequeños accionistas.
Por último, y no menos importante, está el plano deportivo. La base que empuje al ascenso será el equipo que se conforme y el entrenador elegido. Hacer diana aquí es clave. Son fechas importantes para la elección del técnico sobre el que girarán muchas de las decisiones. Otras estarán marcadas por la economía, ya que el margen de acción con salarios y amortizaciones no da para muchos dispendios, así que la obra de ingeniería debe ser perfecta para crear un bloque competitivo, con personalidad, calidad en las áreas y con experiencia en la categoría.

Un contenido de:
D.M.

Viernes, 20 de abril de 2018. 08:00

1 comentario

  1. rcotos

    ¡Al-Thani vete ya!

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *