Málaga CF | Manuel Iturra habla de la presión por ascender

Iturra y la presión del ascenso


1       
Reportar vídeo

Manuel Iturra ya piensa en el proyecto de regreso a Primera División. Se barrunta un año durísimo en Segunda, pero el Málaga no puede partir con otra premisa que no sea subir a la máxima categoría al precio que sea. La presión va a ser máxima. Y el chileno se muestra consciente de ello.

"Hay que asumir desde ya la responsabilidad del ascenso. Igual que los otros dos equipos que descienden. Vamos a tener un presupuesto diferente y ahí debe estar el trabajo de la directiva para mantener la mayor cantidad de jugadores para obtener el ascenso en un año. Hay que asumir esa responsabilidad, saber que vamos a ser uno de los candidatos a ascender inmediatamente y tendremos que jugar con la presión que eso conlleva", afirma en una entrevista concedida a AS. 
Con respecto al equipo que tendrá el Málaga en Segunda, Iturra se muestra partidario de mantener parte del bloque actual: "Creo que es bueno mantener un bloque de gente que sepa lo que significa jugar en el Málaga. Es más fácil porque nos conocemos en el vestuario y dentro de la cancha. No me imagino un cambio de 30 jugadores, pero lo que yo opine importa poco. La dirección deportiva tendrá que ver qué es lo que más le conviene al club y al equipo y habrá que acatar lo que decidan". 
El descenso hace meses que parecía una realidad inevitable. Sin embargo, la confirmación matemática se produjo hace dos jornadas ante el Levante y el vestuario quedó desolado. "Fue muy duro. No tengo palabras. Cada persona es diferente y expresa sus emociones de diferente forma. Todo lo que genera el hecho de perder la categoría tiene consecuencias que no sólo vivimos nosotros, hay mucha gente que depende de lo que nosotros hacemos en la cancha. Es muy difícil de sobrellevar", confesó Iturra.
El chileno fue de los pocos que recibió el cariño de la afición ante la Real Sociedad. Y eso que su regreso no fue bendecido ni mucho menos por una parte importante del malaguismo: "Después de cómo me fui, que están en todo su derecho de que no les gustase, mucha gente no estaba de acuerdo con mi llegada. Me llena de orgullo obtener ese reconocimiento de La Rosaleda y haber podido reconciliarme con la afición. Que reconozcan mi trabajo. Las cosas pueden salir bien o mal, pero al final uno se tiene que dejar todo ahí. Por lo menos creo que esa deuda ya está saldada".

Un contenido de:
ElDesmarque

Sábado, 28 de abril de 2018. 11:01
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *