Málaga CF | Pablo Couñago se retira del fútbol

Pablo Couñago cuelga las botas


1       
Reportar vídeo

Quizás los más jóvenes no le recuerden, pero hace más de una década, Pablo Couñago defendió la elástica del Málaga. Fueron años duros, de 2005 a 2007, porque al delantero gallego le tocó descender con el equipo blanquiazul cuando estaba en Martiricos cedido por el Ipswich Town. Ahora, a sus 38 años y después de conocer medio mundo con las botas puestas, pone punto y final a su carrera como profesional.

Su último servicio ha sido en el modesto CD Choco de Tercera División, un equipo de la pequeña ciudad de Redondela, en Pontevedra, donde nació este atacante. Pero Couñago fue uno de los jugadores más destacados de España en las categorías inferiores y estaba llamado a ser una gran estrella. De hecho, fue el máximo goleador del Mundial Sub 20 que ganó España en 1999 con un equipo donde también estaban Iker Casillas, Xavi hernández, Yeste o Aganzo.
Pablo Couñago era una de las más firmes promesas de la cantera del Celta a finales de los años noventa. Pero en Vigo nunca logró tener oportunidades y tuvo que buscar minutos en Segunda División con menos de 20 años. Tras su paso por el Numancia y el Recreativo de Huelva, el ariete redondelano regresó al Celta en el curso 2000/2001, pero Victor Fernández solo le concedió ocho partidos.
Couñago encontró su lugar en el mundo de fútbol en Inglaterra, enrolado en las filas del Ipswich Town donde logró sumar 60 goles en más de 200 partidos. Volvería a España, donde estuvo dos temporadas en el Málaga. Para continuar su carrera en los lugares más exóticos del mundo.
Jugó en Vietnam, Hong Kong, Finlandia, y en total Pablo Couñago ha vestido 12 camisetas distintas, 13 si se suman los 43 partidos que ha jugado con las categorías inferiores de la selección española. Tras sus aventuras en el extranjero Couñago jugó en el Alondras y, con 38 años, en el Choco donde ha decidido colgar las botas.

Un contenido de:
ElDesmarque

Martes, 12 de junio de 2018. 10:35
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *