Historia de los Mundiales | Brasil 2014: el Mineirazo y la nueva Alemania
Secciones

Brasil 2014: el Mineirazo y la nueva Alemania

Reportar vídeo


Tras retirarse Colombia, que había querido celebrar un Mundial desde los 80, la única candidatura en firme para celebrar el Mundial de 2014 fue Brasil, país al que la FIFA le concedió la organización. El país sudamericano volvería a celebrar una Copa del Mundo 56 años después.

Más allá de los descalabros de España o Inglaterra, este Mundial tuvo numerosas historias focalizadas en distintas selecciones. Colombia, con James Rodríguez a la cabeza, se deshizo de una Uruguay sin Luis Suárez, sancionado varios meses por morder a Chiellini en el partido contra Italia en la fase de grupos. Y en cuartos se cruzó con la Brasil de Neymar.

La anfitriona tenía muchísima presión encima por lo que la Copa del Mundo siempre ha significado para el país, y por ser, como en el 58, la organizadora. Pero Neymar consiguió que la Canarinha continuara con la vitola de gran favorito a base de goles… hasta el cruce contra Colombia. Juan Camilo Zúñiga lesionó a Neymar tras propinarle un golpe en la espalda. El brasileño se perdería lo que restaba de competición.

Por otro lado, Alemania llegaba con su proyecto en el punto álgido. Jugadores en su etapa de madurez, como Lahm, Schweinsteiger, Kroos, Khedira y Müller, unidos a un sistema de juego muy definido basado en la posesión, se alzaban como la alternativa más seria a arrebatar a los brasileños el trofeo, tal y como no pudieron conseguir en el Mundial de Corea y Japón.

Por su parte, una Argentina con Messi y poco más también consiguió pasar, no sin dificultades, ronda a ronda. Suiza en octavos con gol de Di María y Bélgica en cuartos con tanto de Higuaín sucumbieron en las eliminatorias. La selección de Holanda, con Louis van Gaal al mando, puso en serios aprietos a la Albiceleste en semifinales. El partido, con 0-0, se fue a los penaltis, donde Sergio ‘Chiquito’ Romero se erigió como el héroe al detener dos lanzamientos.

En la otra semifinal se enfrentaban Alemania y Brasil. Y lo ocurrido en el estadio Mineirao de Belo Horizonte es historia del fútbol. A la media hora la Mannschaft ya ganaba 0-5 a la Canarinha, con goles de Müller, Klose, Kroos por partida doble y Sami Khedira. En la segunda parte André Schürrle anotaba un doblete en su cuenta particular, y Oscar recortó distancias para Brasil en el descuento. Los que unos días antes calmaban las lágrimas de los colombianos, aquella noche no encontraban consuelo. El 1-7 definitivo evocaba a la humillación histórica sufrida en Maracaná, a manos de Uruguay, en el Mundial del 58.

Götze pone la sentencia

La final entre Argentina y Alemania tuvo varios episodios dramáticos. La conmoción de Christoph Kramer, sustituido tras desorientarse al recibir un golpe en la cabeza. El gol en fuera de juego de Higuaín, celebrado con éxtasis por el 9 argentino, que no vio el banderín del linier levantado hacía rato. Otro fallo descorazonador del ‘Pipa’, marca de la casa. Messi intentando hacer la heróica por su cuenta, sin éxito. Y el gol de Mario Götze, en la prórroga, que daba la cuarta Copa del Mundo a Alemania y dejó a los argentinos sumidos en la crisis que les asola desde que el Diego levantó la suya.

Ganador: Alemania

Subcampeón: Argentina

Máximo goleador: James Rodríguez (Colombia, 6 goles)

Balón de Oro: Lionel Messi (Argentina).

Curiosidades: Faryd Mondragón, portero suplente de la Selección de Colombia, consiguió el récord al jugador más longevo en disputar una Copa del Mundo a los 43 años. En los últimos minutos del partido contra Japón, José Néstor Pékerman le dio entrada para conseguir esta hazaña.

Un contenido de:
Fran Fuentes

Miércoles, 13 de junio de 2018. 19:20
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *