Fichaje de Adán por el Sporting de Portugal | Dimisión de Bruno de Carvalho
Secciones

El papel de los jueces portugueses en la operación de Adán

Reportar vídeo


La salida de Adán del Betis hacia el Sporting de Portugal está bastante encaminada con algunos detalles que deben matizarse. ¿En estos momentos está paralizada?; la respuesta es sí. ¿Es retomable la operación?; Completamente, a expensas de varios factores.

 
La situación institucional del Sporting y de su presidente, Bruno de Carvalho, trae de cabeza al fútbol lisboeta. Hace algunas semanas, cuando apareció todo el lío de los ultras del Sporting con los jugadores, el mandatario leonino aseguró que dimitiría en tiempo en forma, algo que no termina de llegar de ninguna de las maneras. Debido a su permanencia, la Asamblea del Sporting entiende que se están violando los estatutos del club y ha solicitado la creación de una comisión para que fiscalice el trabajo de Bruno de Carvalho, algo a lo que el presidente no acepta. Este encontronazo institucional, si no cambia nada en los próximos días, provocaría que la mencionada comisión acudiera a la justicia portuguesa para que decida si el presidente del Sporting de Portugal debe salir o permanecer en el club.
De esta forma, si Carvalho sigue, la operación de Adán al Sporting se retomaría y debería quedar zanjada. Fuentes del club lisboeta han confirmado a ElDesmarque que "todo está al 90%". Si por el contrario los jueces portugueses estiman que el presidente del Sporting tiene que marcharse, todo partiría de cero y dependería de quién tomase el control del club. 
En Lisboa son muchas las voces que esperan que Bruno de Carvalho acabe marchándose de un Sporting que se está convirtiendo en un solar. Si el mandatario dice adiós al club de su vida, la permanencia de varios jugadores, sobre todo los más apegados al club sentimentalmente (caso de Rui Patricio por ejemplo), se retomaría. Ahí Adán perdería posibilidades.
 

Un contenido de:
I.Cáceres Dastis

Miércoles, 13 de junio de 2018. 15:30
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *