Fabián Ruiz, la estela bética de Luis del Sol y Joaquín Sánchez en el Calcio - ElDesmarque Sevilla
Secciones

Fabián Ruiz, la estela bética de Luis del Sol y Joaquín Sánchez en el Calcio

Carlos del Barco

Sevilla, 5 jul .- El centrocampista Fabián Ruiz seguirá en el 'San Paolo' de Nápoles, club que ha pagado la cláusula de 30 millones de euros por el palaciego, la estela bética que en épocas anteriores dejaron en el Calcio dos grandes mitos del Betis, Luis del Sol en el Juventus de Turín y el Roma, y Joaquín Sánchez en el Fiorentina.

Sin llegar al calado emocional de Del Sol y Joaquín en el beticismo, Fabián Ruiz sí se ha ganado su afecto en la cuarentena de partidos que ha vestido su camiseta, 34 de ellos la pasada temporada; y su salida, como la de los dos mitos, servirá para que el club verdiblanco pueda crecer en lo económico y deportivo, no en balde es el jugador que más ingresos ha dejado en las arcas de la entidad de Heliópolis.

Del Sol llegó a Turín procedente del Real Madrid en 1962 y los 35 millones de pesetas que entonces pagó el club de la Fiat costearon la ciudad deportiva blanca como los treinta de ahora de Fabián, de euros, contribuirán al crecimiento institucional y deportivo del Betis.

El 'Postino', como lo apodaron en Turín, fue ídolo en la Juve durante ocho años antes de jugar dos más en el Roma y retirarse en el Betis en la temporada 1972-1973; Joaquín, el capitán bético de hoy, vistió los colores de la Fiorentina entre 2013 y 2015 tras pasar por el Valencia y Málaga; y Fabián lo hará en el santuario de Diego Armando Maradona tras deslumbrar en un solo año en el club de sus amores.

El futbolistas de Los Palacios y Villafranca, pueblo situado a una veintena de kilómetros de Sevilla, ha logrado en el año de su consagración en el Betis y en Primera División entrar con fuerza en el beticismo hasta el punto de que ha protagonizado el vídeo de la campaña de abonados para la próxima temporada.

Hijo de una limpiadora del club bético, Chari, también protagonista de esa campaña promocional, Fabián Ruiz, de 22 años cumplidos el pasado abril, ha explotado la pasada temporada en el Betis tras seis meses de cesión en el Elche en los que, además de una metamorfosis en su físico, experimentó una no menor en su juego tras desperezar las pusilanimidades que pudieron acompañarle en sus años en la cantera bética.

Con muchas horas de gimnasio a sus espaldas, el palaciego llegó el pasado verano a Heliópolis para ponerse a las órdenes de Quique Setién sin muchas papeletas en principio, aunque sus actuaciones en pretemporada y su entrada paulatina en los planes del cántabro le fueron abriendo puertas y despojando de miedos.

Fabián empezó a sacar partido a su casi uno noventa de estatura y a su potencia física para desplegar un fútbol basado en la omnipresencia, en la ocupación del campo, en ofrecerse siempre a la salida del balón y, como decía Carlos Salvador Bilardo -'los de colorado son los nuestros'- dársela siempre a los de su misma camiseta, en este caso la verdiblanca.

El mediocentro, también vertical y con un gran disparo con su pierna buena, la zurda, estuvo en el aldabonazo bético en el Santiago Bernabéu (0-1) y 'explotó' en una goleada bética ante el Levante en el Benito Villamarín (4-0) tras la que ya se convirtió en un fijo para Setién y su concepto.

El nuevo jugador del Nápoles, quien recuerda en muchos de sus movimientos al argentino Fernando Redondo, ha completado en la pasada temporada 34 partidos en los que ha dado seis asistencias, tirado a puerta en veintisiete ocasiones y logrado tres goles, uno de ellos el que abrió la lata en la manita bética al eterno rival (3-5) y que sirvió para cimentar su condición de incipiente ídolo verdiblanco.

El hecho de haber regresado de su cesión en el Elche sin contar con excesivas papeletas hizo que, tras su explosión como jugador de primer nivel, el Betis tuviera en su renovación una de sus prioridades, ya que su cláusula de rescisión de quince millones de euros se antojaba muy asequible para los grandes que empezaron a cortejar al palaciego.

Ello se tradujo en que Fabián Ruiz, fijo en la selección sub-21 desde que debutó en octubre de 2017, renovara con el Betis en enero de 2018 hasta 2023 en lo que calificó entonces como el día más feliz de su vida desde que ingresó en los escalafones inferiores del club bético con ocho años.

No han sido pocos, empezando por su entrenador, quienes han aconsejado a Fabián quedarse un tiempo más en el Betis con el ejemplo recientísimo de la salida hacia el Real Madrid de otra de las perlas de la cantera bética, Dani Ceballos, y de los pocos minutos de que ha dispuesto este año en el club de Concha Espina.

Sin embargo, los treinta millones que ha abonado el Nápoles han tenido la culpa de que, como suele ocurrir en fútbol, la declaración de amor de Fabián haya sido tan efímera como el tiempo de eclosión como futbolista de primer nivel en su, hasta hoy, club de toda la vida, que también está contento.

Un contenido de:
ElDesmarque

Jueves, 05 de julio de 2018. 13:44
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *