Colas Estadio Villamarín para Comprar Abonos del Betis | Enfado Aficionados
Secciones

La fiebre por los abonos del Betis acaba en quejas


Reportar vídeo

El beticismo ha vuelto a demostrar estos días ese lema de que están 'locos de la cabeza' por su Betis. Una fiebre por lograr un abono para la nueva temporada, con largas colas, muchas horas e incluso durmiendo en los aledaños del estadio Benito Villamarín. Pero la alegría de unos ha sido el cabreo de otros, ya que sólo había 1.214 abonos a la venta.

Aficionados del Betis hacen cola para lograr un abono.

Elogios y críticas al Betis, de un lado y de otro, por una actuación que se hizo con la mejor intención del mundo pero que ha acabado defraudando a muchos béticos que se quedarán sin ver a su equipo esta temporada. Para este lunes estaba previsto que se pusieran a la venta esos abonos disponibles para nuevas altas, pero la fiebre bética ha desbordado las mejores previsiones.

Desde las 10.00 de la mañana del domingo ya había béticos en el estadio para hacer cola. Con hamacas, sillas, comida y dispuestos a pasar la noche para no quedarse sin su abono. El paso de las horas llevó más aficionados, una cola más larga y mucha ilusión. El Betis, ya casi de madrugada, y para evitar problemas nocturnos, decidió crear un listado oficial por riguroso orden de llegada. 700 béticos apuntados que a partir de las 10.00 horas del lunes podrían comprar su abono. El problema es que en el estadio, en esa larga cola que casi daba la vuelta al Villamarín, había más de 700 personas.

Los 700 primeros béticos se pudieron marchar a casa muy contentos; el resto maldecía el motivo por el que el Betis no repartía más números para comprar los abonos ya este martes. Estos sí que tuvieron que dormir en las puertas del estadio para no perder el sitio.

Enfado en las colas

Y este lunes por la mañana la alegría de muchos se enfrentó al cabreo de otros. Los que se quedaron a dormir y otros muchos que, sin haberse enterado de lo que estaba pasando, acudieron al estadio de Heliópolis para ponerse en la fila (abrían las taquillas a las 10.00 horas) y comprar su abono. Sin saber que 700 ya tenían asegurado su abono y que había que apuntarse para el martes.

Pero ese último listado, el del martes, que empezó a crearse de madrugada, no era oficial. Cuando se hizo el verdadero, algunos béticos que ya estaban esperando su turno no aparecían en el listado, otros que habían llegado más tarde sí estaban... y se formó el lío. Los elogios al Betis se tornaron en fuertes críticas. Ya estaba todo desbordado. Porque había más gente que números, pero sobre todo, tras repartir el número 1.214, ya no se pondrían más abonos a la venta.

Lo que sí ha quedado claro de nuevo es que los béticos están muy ilusionados con el Betis, que ha cerrado el número clausus de 50.373 abonados. Y que el Benito Villamarín volverá a registrar esta temporada una gran imagen.

Un contenido de:
Gabriel Galán - Angélica Molina

Lunes, 23 de julio de 2018. 11:55
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *