Calendario del Real Betis 2017/18 | Derrotas con Quique Setién
Secciones

Un Betis bloqueado empieza la montaña tras la 'pájara' del llano

Charla de Setién en un entrenamiento (Foto: Kiko Hurtado).

El Betis acomete desde ya un calendario exigente con un primer escollo de altura el próximo domingo ante el Atlético de Madrid tras una pájara monumental ante rivales teóricamente asequibles con los que el equipo de Quique Setién se ha bloqueado, caído, y sólo ha logrado dos puntos de 15 posibles.

Entrenadores y aficionados suelen hacer sus cábalas y cálculos cuando salen los calendarios en verano y, al igual que rara vez se cuenta con los puntos del Santiago Bernabéu o el Camp Nou, sí se hace con los de rivales como los que el Betis ha encadenado desde que el pasado 21 de octubre logró su última victoria ante el Alavés (2-0).
Desde entonces, los de Setién tenían sobre el papel un calendario propicio que, a la postre, no ha sido tal, ya que, además de la dolorosa eliminación copera ante el Cádiz, sólo han logrado empatar en casa ante Getafe y Girona por idéntico tanteo de 2-2, y han perdido ante Espanyol (1-0), Éibar (5-0) y Las Palmas (1-0).
Si los resultados son malos, peores son las sensaciones de un equipo que, en el diagnóstico de su entrenador, vive "una situación difícil" que los tiene "bloqueados" antes de emprender una racha de partidos ante rivales presumiblemente de mayor enjundia que los dejados atrás con tan pobre balance de juego y puntos.

Dificultades para acabar el año

Antes del parón navideño, el equipo de un Setién cuya continuidad ya se cuestiona tendrá que volver al Benito Villamarín el próximo domingo ante un Atlético de Madrid en alza, encaramado ya en el tercer lugar de la clasificación en puestos de Liga de Campeones y con la obligación de revertir la situación ante los suyos.
Los más de 50.000 socios béticos en esta temporada ya han pitado a su equipo tras las dolorosas goleadas ante el Eibar y, sobre todo, por la sufrida en casa ante un Cádiz plagado de suplentes en la Copa del Rey (3-5), que unida a la de anoche en el estadio de Gran Canaria hará que los jugadores sean recibidos con lógico rigor.
Tras el Atlético de Madrid, los de Setién tendrán que visitar a un necesitado Málaga en La Rosaleda y, en el último encuentro antes de las vacaciones de Navidad, recibir en el Villamarín a otro rival exigente aunque en horas bajas como los béticos como el Athletic de Bilbao.
Ya para entonces, la situación habrá tenido que decantarse hacia un lado u otro para superar, en análisis del propio Setién, "el pesimismo que contagia el entorno" y saber así lo que el conjunto bético quiere ser de mayor, si seguir a pies juntillas la apuesta de toque del santanderino o adaptarse a lo que hay y a los rivales.
"Quizás sea normal porque hemos hecho un comienzo de Liga muy bueno, por encima de las expectativas, y ahora que no somos capaces de sacar los puntos adelante, es normal que haya frustración y temor a la hora de jugar. Trataremos de superar esta situación y encontrar la tranquilidad al menos en las cosas que hacemos bien y esperemos que cambie la racha", reflexionó tras el partido ante Las Palmas.

Y un derbi para iniciar el 2018

Que cambie o no la racha será básico para el propio futuro del técnico del Betis y, tras el parón navideño, para acometer una de las fechas marcadas a fuego en los calendarios, no sólo del entrenador y los jugadores, sino en los de todos los aficionados al fútbol de la ciudad: el Sevilla-Betis.
El Betis volverá a la competición tras la vacaciones de Navidad el próximo 7 de enero en el Ramón Sánchez Pizjuán ante el eterno rival y de sus jugadores y técnico dependerá dar o quitar razones al vicepresidente deportivo bético, Lorenzo Serra Ferrer, quien afirmó que este año, a diferencia de los anteriores, sí habrá derbi, en referencia a que se competirá: si se pasa el bloqueo, o no.

Un contenido de:
ElDesmarque - EFE

Lunes, 04 de diciembre de 2017. 11:01

1 comentario

  1. Vicente de Utrera

    Quique Setién y jugadores ...No cambieee))) no cambieee, no cambiooo))) da igual si no jugamaos a nada, hasta que salga el juego. En este partido se ha visto la negativa a sufrir de los jugadores para ganar el partido, cada vez que se pueden acercar a puestos Europeo hacen el "zángano", sin intensidad, sin dar pases buenos al compañero, sin meter el pie (robar el balón) pero le dan el balón al contrario mirando como les baila, ahora que en el área de Adán, "SI" meten el pié para hacer penalti.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *