Crónica Real Betis vs Deportivo | Cuarta Jornada Liga 2017/18
Secciones
Real Betis
2-1
RC Deportivo

Guardado y Joaquín, la conexión del Villamarín

Guardado intenta marcharse de Guilherme (Foto: Kiko Hurtado).

Se llama Joaquín Sánchez y no está retirado. Le gusta contar chistes pero sobre todo jugar al fútbol. Y lo hace muy bien. A sus 36 años es el líder espiritual de un Betis más ilusionado que nunca, que vive y sobrevive gracias las casi 50.000 gargantas que se dejaron su voz para ganar al Deportivo. Joaquín, rey de reyes, debe dar las gracias ante tanto elogio a Andrés Guardado, el mejor fichaje hasta ahora del Betis. El mexicano entiende como pocos lo que hay que hacer y, sobre todo, tiene un guante en su pierna izquierda. Esa asistencia a Joaquín es para grabar en vídeo. 

Porque Guardado y Joaquín ya forman la nueva conexión del Villamarín. Dos peloteros como la copa de un pino que disfrutan con el balón en los pies. Tanto como Setién hablando de su estilo innegociable, que aunque crea dudas ya empieza a gustar en Heliópolis. La mejor forma posible de amargar el regreso a su segunda casa de Pepe Mel, querido por muchos como se pudo comprobar. Sí en el Betis tuvo sus problemas al final tiene pinta de que los va a repetir en A Coruña. Es la ley del fútbol: lo que vale es ganar. Aunque a veces eso del estilo tire mucho.
El Betis arrancó como un tiro, fogoso, con ganas. Hacía tiempo que no jugaba un cuarto de hora tan eléctrico, de tanta presión. Pero su pena es que fue sólo eso. 15 minutos en los que hizo un gol y no remató a un alicaído Deportivo. Joaquín hizo de nueve para rematar a la red de cabeza un rechace de Pantilimon. Los más de dos metros del portero apenas le valieron para dejar al portuense cantando el gol.
El Betis arrancó fogoso, con ganas, hasta que Joaquín hizo el 1-0 de cabeza
Pero ese gol no agrandó al Betis, sino todo lo contrario. Se difuminó poco a poco y no por méritos del rival, que se bastó con un latigazo desde la frontal de Fede Cartabia para igualar el choque. La jugada, que analizará Setién, comenzó en un pelotazo de Adán, pero el problema es que ningún compañero peleó el balón, ni tan siquiera después de que Borges hiciera temblar el larguero de la portería verdiblanca. Algunos béticos culparon a Adán de ese gol, imparable por cierto. Pero pronto fueron callados por el resto de la grada, que cada vez que el balón llegaba a los pies del madrileño se escuchaban aplausos.
El Deportivo olió la sangre y empezó a dar. Dar de verdad. Guilherme pudo ver perfectamente la roja y Fernando Navarro bautizó a Narváez, que también acabó por los suelos en la jugada con el brasileño. Guardado era el único con ideas en el Betis porque Narváez aún tiene un ritmo menor para la élite. Facultades no le faltan, eso sí. Tello, una de las grandes apuestas del betis este verano, se perdía entre su velocidad y sus flojos disparos. El ex del Barcelona debe dar mucho más para hacer vibrar lo que los béticos esperan.

Presión local y el lío de Undiano

Entre los errores de unos y otros, porque el Deportivo no es una máquina de hacer fútbol, Bakkali asustó a Adán y Joaquín hizo lo propio con Pantilimon. Ese preciso centro de Guardado tuvo que acabar acabado en gol.
Tras el descanso el Betis reaccionó a su estilo. Con toque y toque, desde Adán hasta donde llegara, los de Setién encerraron al Deportivo en su área. En una jugada de toque, Durmisi calló al suelo y Undiano Mallenco pitó penalti. Demasiadas sonrisas en la grada hubo al ver la acción, que al final acabó con palos al árbitro. El asistente se fue a la esquina del área dando la razón al colegiado, pero tras las protestas Undiano habló con su compañero y rectificó. Nuevo lío en el Villamarín.
Pero de líos, el de espectáculo, parece que este año le toca a Andrés Guardado. Con el partido reventado, lideró una contra perfecta con una asistencia también perfecta para Joaquín. El portuense se vistió de Rubén Castro por un día y batió a Pantilimon como pocos saben hacer. Con una sangre fría espectacular. Un momento de éxtasis que recordó al Villamarín de las grandes tardes. Era sólo un gol para dar una sola victoria, pero en su fondo vale mucho más. Porque ir al Bernabéu con la soga al cuello... Y este Betis no quiere los sustos del pasado. Con Guardado, y con este Joaquín, será todo más fácil.
 

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

Un contenido de:
Gabriel Galán

Sábado, 16 de septiembre de 2017. 18:12

1 comentario

  1. Invitado

    ¿El Ponteasi y los demas tontosmemos aficionados del equipo que no hace mas que ganar a recien ascendidos de pura chorra y sin jugar a nada que pululan por aqui no entran hoy para escribir nada?

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *