Juicio contra José Castro | Declaración del Presidente del Sevilla en los Juzgados
Secciones

La versión de la defensa

Reportar vídeo

1       

El presidente del Sevilla FC, José Castro, ha declarado este lunes en el juzgado de instrucción número 11 de Sevilla en el caso en el que se le investiga por presuntas irregularidades. Los hechos que recoge la denuncia se corresponden con los delitos de falsificación de documento mercantil, administración desleal y corrupción de particulares

Esto se basa en tres puntos claves: el uso de la cuenta de representación del club; la inscripción de tres acciones a su nombre que, presuntamente, no fueron adquiridas de forma correcta; y el hecho de otras 23 acciones que aparecieron a su nombre.
Sobre todo ello, José Castro ha hablado. Ha respondido a las preguntas de la jueza, el fiscal y la defensa. En cambio, no lo ha hecho con las cuestiones de la acusación, representada por el abogado y accionista Agustín Martínez. Fuentes de la defensa han explicado a ElDesmarque en qué se ha basado la declaración del presidente del Sevilla.

El uso de la cuenta del club

La jueza investiga que, presuntamente, Castro cargó más de 118.000 euros en gastos personales como viajes particulares y otros conceptosSegún la defensa, Castro ha explicado el origen y el uso de la cuenta de la entidad, que sirve para apoyar al Sevilla cuando está en dificultades y que todos van poniendo fondos en la misma. Se le llegó a deber a Castro 700.000 euros y a otras personas otras cantidades. Un dinero que lo recuperó sin cobrar ningún tipo de interés. Además, ha puesto a la jueza un ejemplo de un uso que hizo de ella Roberto Alés cuando todavía se manejaban pesetas. 

Indica que esta cuenta es de uso de todo el consejo y que cuando entró en el club, hace 23 años, ya existía, que cada persona la utilizaba de la forma que creía oportuna porque era de uso legal y personal, ya que está revisada tanto por la Agencia Tributaria como por los editores. El dinero se utilizaba con libertad de disposición, con una serie de movimientos moderados en proporción al cargo que cada uno tenía en el Sevilla.
Se ha acordado una retribución para los directivos de 500.000 euros, de los cuales 250.000 son para Castro como presidente Argumenta, que en un proceso de remodelación del club, el pasado mes de septiembre se procedió a la regulación de esta cuenta. Además, en diciembre se ha acordado una retribución para el presidente y el consejo de 500.000 euros para impedir que se siguiera actuando así. De estos, 250.000 euros son para José Castro como máximo mandatario y 100.000 euros para el vicepresidente Gabriel Ramos.

Las acciones del fallecido

La denuncia sostiene que Castro inscribió en el libro de registro de la entidad tres acciones a su nombre que, presuntamente, no fueron adquiridas de forma correcta, pues la transacción se efectuó después del fallecimiento del anterior propietario, cuya firma fue falsificada.
Según la defensa, hay alguien que compra las acciones a la persona que ha fallecido y a esta persona es a la que se la compra Castro y no al fallecido. Aún no están a su nombre por tema de documentación, ya que falta el libro de familia de la familia del fallecido. Cuando estén todos los papeles, se tramitará la venta de las acciones al comprador y, luego, ya las podrá adquirir Castro.

Las otras 23 acciones

También hay otras 23 acciones que durante unos días estuvieron puestas a nombre de José Castro. Esto es algo de lo que no tenía constancia, pues no firmó ningún documento ni habló con Ángel García (la persona a la que supuestamente se las compró) en ningún momento de ello y que no recuerda conversaciones con esta persona. Cuando Castro se da cuenta que esas acciones llevan su nombre, dice de forma inmediata que se les quite porque eso no es así y que él no ha firmado nada para que así fuera. 

Un contenido de:
María Trigo

Lunes, 26 de febrero de 2018. 16:40
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *