Otra cita con la historia - ElDesmarque Sevilla
Secciones

Otra cita con la historia


Otro regalo para el sevillismo. Otra oportunidad de hacer algo grande. Otro paso más hacia la consolidación entre los poderosos. Todo lo que se diga es poco. Lejos de debates que ahora no vienen al caso y que son más que necesarios en los niveles en los que se mueve el Sevilla, la oportunidad hay que aprovecharla como sea. Seis finales y cinco títulos después, lo único que no ha podido disfrutar la afición del Sevilla ha sido una eliminatoria de esas que paralizan Europa. Una de esas que se juegan en Milán, Munich, Londres o Manchester. Y el rival invita a que eso llegue. El CSKA es un buen equipo, pero no es mejor que el Sevilla, y por eso no debe privar al equipo de Nervión de vivir su propia gran eliminatoria. Hace dos años ya se lo hizo el Fenerbahce. Eso no se debe repetir.

El frío, la superficie del terreno de juego o la frescura del rival no debe ser enemigos a temer demasiado. De entrada, la temperatura será mucho más suave que al tomar tierra el lunes en Moscú. Para seguir, el césped, aún siendo sintético, es lo más parecido posible al natural. Por último, la falta de cansancio de los rusos contrasta con su falta de ritmo. Teman, no obstante, el nivel de Krasic, el buen hacer de los hermanos Berezutski, la calidad de Honda o la velocidad del ex bético Mark González. Celebren, de todas formas, la baja de Dzagoev, que compensa la ausencia de Luis Fabiano en el Sevilla.
Habrá que ver cual es la apuesta de Jiménez. Lo normal es que el de Arahal deje fuera de la lista a los canteranos y a Kanouté en el banquillo a la espera de que el trivote Zokora-Romaric-Renato monopolice el juego y consiga ahogar las acometidas rusas. Atrás, la sobriedad de Stankevicius parece una apuesta segura, mientras que la principal preocupación será la defensa de las rapidísimas bandas que ocupan Krasic y Mark González. Tendrán trabajo los laterales sevillistas para acercar al equipo a cuartos.

Un contenido de:
Jorge Liaño

Martes, 23 de febrero de 2010. 22:33
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *