Navas, Nolito y Banega en el Trofeo Antonio Puerta | Sevilla vs Roma
Secciones

Dos bonitos regresos a casa y el que se siente en ella

Jesús Navas, en el primer partido en Nervión tras su regreso.

Además de los bonitos recuerdos de la afición a Antonio Puerta en su Trofeo, el sevillismo se reencontró este jueves, en el partido ante la Roma, con su equipo y con varios jugadores que se marcharon en su día y que ahora han regresado al Sevilla, sobre todo Jesús Navas y Éver Banega. También hubo regresos entre los romanos, pues volvieron al Sánchez Pizjuán Perotti y Fazio. Ellos se llevaron aplausos, pero las mayores ovaciones se la llevaron Jesús Navas, Banega... y Nolito.

La más atronadora de todo el partido fue, probablemente, la que recibió Jesús Navas cuando saltó al campo en la segunda parte. La mayor parte de los aficionados se puso en pie para aplaudir y corear el nombre de Jesús Navas. Hasta el mismo palaciego tuvo que corresponder desde el campo con un aplauso y luego no pudo evitar realizar una mueca de satisfacción por el cariño recibido. "La afición ha tenido mucho que ver para que haya vuelto al Sevilla, estoy muy contento de volver a estar aquí de nuevo con todos y volver a jugar", comentó al final del partido el canterano, que reconoció que aún le queda para estar a su mejor nivel ya que solo lleva "una semana entrenando".
Y otra ovación importante se llevó Éver Banega. El argentino volvió a deleitar a los aficionados sevillistas con su calidad, sus movimientos y sus pases. Y como si no se hubiera ido le correspondió la afición, que además de aplaudir sus acciones le dedicó una bonita ovación al marcharse sustituido. "Siento el cariño de la gente, para mí es muy especial, mi familia y yo estamos encantados de recibir ese cariño y de haber vuelto", comentó Banega al final del partido.
Por último, también se llevó aplausos Nolito. El de Sanlúcar no regresaba, nunca había vestido antes la camiseta del Sevilla en Nervión, pero según comentó, es como si lo hubiera hecho de toda la vida. "La verdad es que ha sido mi primer partido en el estadio Sánchez Pizjuán con la camiseta del Sevilla, pero me siento como si la llevara puesta toda la vida, porque me siento como en casa desde que he llegado. Ya sé lo que es jugar con el escudo del Sevilla en el Sánchez-Pizjuán y me ha servido para terminar de coger sensaciones. El público ha estado espectacular y he tenido la suerte de estrenarme". Además, se sintió honrado por contribuir a ganar el Trofeo Antonio Puerta, que sintió como "muy especial" por su recuerdo.

Un contenido de:
Á. R.-B. G.

Jueves, 10 de agosto de 2017. 22:32
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *