Sevilla FC - Valencia | Crónica, Liga, Jornada 28
Secciones
Sevilla FC
0-2
Valencia CF

Poca puntería y adiós a la Champions

Imagen del primer gol del Valencia. (Foto: Kiko Hurtado).

Salió el Sevilla raro como el día. Viento, sol pero frío en Nervión. Así acabó el partido. Se quedó helado el equipo hispalense como sus opciones de llegar a los puestos de Liga de Campeones. Para competir contra tus iguales tienes que tirar directos al mentón juegues bien, mal o regular. Ante los che, los de Montella no merecieron perder porque hicieron a Neto el mejor de los de Marcelino. Sin embargo, en la élite no se puede perdonar, perdonar y perdonar. Dos goles de Rodrigo dejan la cuarta plaza a 11 puntos y la sensación de ser inferior a todos los rivales que tiene por delante en LaLiga. Al final, en dos partidos, el Valencia te ha hecho seis goles y tú ninguno. Aunque en el fútbol puede pasar de todo, lo lógico es pensar en la Europa League de la 18/19.


En los primeros minutos del encuentro los de Montella quisieron apretar pero poco duró el efecto. Al poco tiempo, el Valencia se estiró y el respeto entre ambos comenzó a palparse. En ese tramo de la primera parte en el que el Sevilla se aceleraba y se olvidaba de combinar para llegar a la portería de Neto, el Valencia aprovechó para dar el primer zarpazo. Balón al costado izquierdo, Escudero no calibra bien probablemente por el sol, y Rodrigo marca solo ante Sergio Rico. Poco había hecho el cuadro che para estar por delante.El primer objetivo de la temporada está visto para sentencia
Sin embargo, en la élite hay que tener definición, algo que el Sevilla demostró no tener. El equipo hispalense llegó a la portería de Neto con varias ocasiones claras. Dos de ellas clarísimas. Un tiro al palo corto de Sarabia que detiene el brasileño – estuvo enorme el portero- y un lanzamiento de Muriel al larguero tras un jugadón. Mucho fútbol y poco premio para el Sevilla que mereció al menos el empate antes del descanso.
Antes del pitido de De Burgos Bengoetxea hacia los vestuarios, el colegiado se llevó una sonora pitada del respetable. En el último tramo de la primera mitad, el Sevilla se metió en el partido, la grada acompañó y algunas faltas y tarjetas discutibles encendieron al público. Poco más. No influyó en nada.
Para la segunda mitad el sol que había molestado a Escudero empezaba a marcharse y el frío apretaba. No obstante, el Sevilla con su disposición alegró el ambiente. Salieron volcados los sevillistas y aculados los valencianistas. Y es que Neto se convirtió en el mejor jugador de los che del partido. Sacó un tiro Banega y un cabezazo de Lenglet a bocajarro. Mucha intensidad, mucho brío pero sin definir es imposible. Cuando las fuerzas aflojaban, llegó el pase de Kondogbia y el segundo de Rodrigo.
A partir de ahí, el Sevilla bajó los brazos, algo impropio de un equipo que no se rinde. Es cierto que el partido estaba prácticamente imposible, pero la apatía tampoco se puede permitir en la élite. Orgullo ante todo y más después de las goleadas en contra de la actual temporada.
Probablemente, el Sevilla recibió un castigo duro en un partido que no mereció perder. Pero el fútbol son goles y sin gol es muy complicado pelear con los mejores. El Manchester llega el martes, rival con más gol que tú. El primer objetivo de la temporada está visto para sentencia.

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

Un contenido de:
Ignacio Cáceres Dastis

Sábado, 10 de marzo de 2018. 17:09
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *