Levante UD | Opinión sobre el Mercado de Fichajes de Enero | Liga 2017-2018
Secciones

Palabra de Comandante

Morales y Roger celebran uno de los goles que marcaron en el partido entre el Levante UD y el Nàstic de la pasada temporada.

 "Si viene otro delantero, bien, pero en casa tenemos uno muy bueno que nos puede dar muchas alegrías. Esperaremos a la incorporación de Roger al que no le hace falta acoplarse y ya tiene todo aprendido". En el fútbol, los futbolistas muchas veces echan mano de tópicos en sus declaraciones, expresiones repetidas hasta la exageración aunque en otras ocasiones no es que los jugadores no den más de sí sino que no quieren que los periodistas y, por tanto, los aficionados, escuchen lo que ellos no quieren que salga de su boca. Uno de los miembros importantes del Levante UD y que, desde luego, siempre tiene algo que decir es José Luis Moraleslas palabras anteriormente reflejadas las pronunció tras la victoria en la ida de Copa frente al Espanyol después de, todo sea dicho, exhibirse en territorio perico. Siendo el 'Comandante' del equipo, desde la directiva harían bien en escucharle porque esas frases tienen mucho mensaje.

Y ese mensaje, o al menos yo así lo interpreto, es que el delantero al que están esperando en el vestuario como agua de mayo es a Roger Martí. Puede que su anterior experiencia en Primera División no fuese satisfactoria pero lo crean o no el 'Pistolero' es el clavo ardiendo al que ahora mismo se aferran sus compañeros. Ahora que estamos inmersos en pleno mercado de enero, los nombres de campanillas que salen a la palestra ilusionan pero tan importante o más que eso es que a un jugador sus compañeros le sigan hasta el fin del mundo, hasta la boca del lobo, hasta el Abismo de Helm. Es lo que le pasa a Morales, es lo que le pasa a Roger, es lo que tienen los referentes en una plantilla.
Evidentemente, Arouna Koné o Felipe Caicedo ilusionan al más pintado y, aunque está por ver si su aportación sería positiva para ayudar al equipo, generarían una corriente positiva entre la parroquia azulgrana por lo que fueron en un pasado no tan alejado. El primero de ellos, el que para muchos ha sido el mejor delantero de la historia del Levante (insisto, para mí fue Quini, llámenme majadero); el segundo, el que podría haber sido el atacante más brillante en 109 años de vida granota y uno de los cinco mejores de su época pero en el que su calidad, sus piernas y su mente no necesariamente estaban siempre juntos en el mismo sitio y a la misma hora y puede que ni en el mismo planeta. Por lo demás, Roger se ganó el año pasado el crédito suficiente, o más bien sobresaliente, como para que no le anden buscando un sustituto porque ¿va a cambiar Muñiz de sistema o el 'Pistolero' va a calentar banquillo en cuanto llegue un punta? ¿Por qué nadie ha pensado en traer refuerzos para disputarle el puesto a Chema, a Campaña, al Lerma, al propio Morales y sí al 'Pistolero'?

Lo sé, porque ha estado seis meses lesionado y está todo el mundo acongojado. Pero creánme, no me he vuelto loco, se trata de un tema de jerarquías. Evidentemente traer un goleador contrastado ayudaría pero, si no están seguros de que cumpla ese perfil, mejor que se lo ahorren para el próximo proyecto. Tito, que ya había traído antes de la lesión de Roger a un Álex Alegría que no dio la talla de cara a portería, no fue capaz tampoco de hacer olvidar al 'Pistolero' con las incorporaciones de Boateng y de Nano Mesa y posteriormente de Enes Ünal y ahora van a por un cuarto intento. La dirección deportiva está en su derecho de zambullirse en el mercado a por un delantero que por cierto también reclama Muñiz, que en su última comparecencia ya tuvo que echar un paso atrás y decir que los suyos ahora mismo son Boateng, Nano y Roger, a riesgo de desmoralizarlos y/o cabrearlos. Y es que sus palabras pidiendo que el club se gastase todo en un delantero sonaron a desesperadas y no estoy seguro de que hayan sentado bien en el vestuario y en los principales afectados. Sin embargo, después de tantos fallos, creo que ahora le toca la oportunidad al de Torrent y si acaso habría que buscar otro perfil de atacante, un segundo punta, para completar la vanguardia. Esta plantilla, como el año pasado para ascender, se lo ha guisado y se lo ha comido para llegar a estas alturas de temporada fuera de las tres últimas posiciones y, con el regreso de su gran referente junto al 'Comandante', a buen seguro que se ven reforzados anímicamente.

Stop despilfarro

Pero el equilibrio y el respetar el ecosistema de una plantilla no es el único motivo para lo que sostengo (insisto, si no viene un '9' de campanillas). Luego viene la parte económica. Después de gastarse más de ocho millones de euros en fichajes, creo que toca pararse a pensar si el Levante es el Banco de España y puede/debe volver a sacar una buena suma de dinero de su caja. Sinceramente, creo que hasta da mala imagen al club que vaya invirtiendo esas cifras para luego obtener tan pocos resultados. Pero, situándonos en el caso de volver a hacer otra inversión tipo la de Bardhi o Boateng, una vez finalizado el mercado de invierno, habrá que analizar si lo que se le debe exigir a esta dirección deportiva y a este cuerpo técnico es una salvación raspada o algo más. No digo la Europa League, evidentemente, sino al menos hacer un papel como están realizando Getafe, Leganés o Eibar que son los que están en su escalón de límite salarial. Ya está escrito en este mismo blog: hay que exigir a los jugadores, es decir, a los delanteros que metan goles, pero también al que los pone si le traen a otro y al que los ficha. Y Quico, sobre todo, no puede caer dos veces en la misma piedra.
 

Un contenido de:
Javier Mínguez

Miércoles, 10 de enero de 2018. 01:17
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *