Papel de Koke en el Alcoyano | Levante UD Noticias
Secciones

Koke: partida y regreso del 'Muro' de Alcoy

Koke, en su etapa en el Alcoyano.

El guardameta del Levante UD, Koke Vegas, aprovechó su cesión al Alcoyano para acumular minutos y seguir creciendo como jugador antes de su vuelta a casa. 810 minutos, para ser exactos, repartidos en nueve encuentros donde el malagueño dejó la portería a cero en cuatro ocasiones, encajando seis goles.

El de Antequera llegó a Alcoy de la mano de Toni Aparicio junto a su ex compañero en el filial granota Javi Ribelles, pero no tuvo su alternativa hasta la jornada 13 con el cambio de entrenador de la mano de José Emilio Riquelme Galiana. Sin embargo, desde que entró en el once fue un fijo bajo palos debido a sus grandes actuaciones. Precisamente la continuidad que buscaba con la cesión hasta que llegó la llamada del Levante. 
Hasta en cuatro ocasiones dejó su portería a cero, prácticamente la mitad de los encuentros que disputó, frente al Ontinyent, Atlético Baleares, Peña Deportiva y Deportivo Aragón. Además de encajar tan sólo seis goles en los nueve enfrentamientos disputados.
Pero no sólo sobre el césped se curten los futbolistas y a Koke le tocó ser paciente en sus primeros meses de cesión tras un tiempo de inactividad. Ya que desde su salto al primer equipo en el conjunto de Orriols estuvo prácticamente un año natural sin jugar, el empate frente al Nástic fue su única participación en el curso pasado. 
Por ello Juan Ramón López Muñiz y la dirección deportiva optaron por dar salida al guardameta para que continuase con su progresión, pues lo importante para él era acumular minutos, y así traer una alternativa de garantías y experiencia para la portería. Así llegó Mitch Langerak que, tras unos meses en la entidad, ha hecho las maletas rumbo a Japón dejando en mal lugar la apuesta que se hizo en verano para mejorar la demarcación.
Con Raúl Fernández todavía entre algodones, en un claro ejemplo de la 'Ley de Murphy', la vuelta de Koke se antojaba clave para mantener la competitividad en el puesto y cerrar, de alguna manera, el sinsentido que se ha producido en la portería.
 


Un contenido de:
Luis Sancho

Miércoles, 17 de enero de 2018. 16:09
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *