Real Madrid - Levante UD | Con el Gol de Kone en el recuerdo
Secciones

​Aferrados al espíritu aguerrido de Kone

Kone celebra el gol ante la atónita mirada de Pepe. (Foto: Levante UD)

Quizás la imagen perdure en el imaginario de los seguidores granotas. Kone golpeaba con su mano derecha su pecho como si tratara de encontrar la luz y la paz espiritual que en un tiempo no muy alejado el fútbol pareció negarle. Arouna reclamaba la autoría de todo lo que acababa de acontecer en la portería de Orriols. A su lado yacía inerte Pepe tendido sobre el césped del estadio levantinista. La mirada perdida del central madridista contrastaba con el rictus de felicidad del atacante marfileño. Había contención en su expresión, pero sus ojos brillaban buscando la complicidad de la grada y del resto de sus compañeros de aventuras.

Pepe y Kone encarnaban en ese instante un gol para la historia. La imagen la completaba Iker Casillas. El arquero estaba triste. Sus brazos gigantes no fueron capaces de dar respuesta al remate del ariete costamarfileño. Aquel gol, no en vano, suponía la primera victoria azulgrana ante el Real Madrid en LaLiga. Nada habría sido posible sin la carrera pegada a la Tribuna del Ciutat de Javi Venta, quien al llegar al área puso el balón atrás para Kone. 1-0, victoria del Levante en aquel histórico 18 de septiembre de 2011. Un triunfo para la historia y al que apelar al para asaltar los muros del Santiago Bernabéu el próximo sábado desde las 13:00 horas.

Las similitudes

El bloque que entrenaba Juan Ignacio Martínez llegó a la cita frente al Real Madrid con la condición de invicto
Es evidente que hay un cambio sustancial en el escenario propuesto. Del corazón de Orriols a la capital de España. La variación resulta significativa. El Levante anclará pisará un terreno hostil. La escuadra azulgrana y el bloque que entrena Zidane se verán las caras en la tercera jornada de la competición liguera. En el curso 2011-2012, el de Kone, el partido se disputó en la cuarta semana del campeonato de la regularidad, pero de facto fue la tercera fecha del ejercicio, toda vez que el estreno liguero ante el Real Zaragoza, en el feudo granota, quedó suspendido por la huelga propuesta por la AFE. Fue un domingo 18 de septiembre a las 20:00 horas. El bloque que entrenaba Juan Ignacio Martínez llegó a la cita frente al Real Madrid con la condición de invicto.
Aquel grupo nunca se dejó intimidar por el contexto. Ni por el marco, la atmósfera o el pedigrí de su adversario. Se comportaba en el césped como un ejército ducho y experimentado integrado por jugadores que habían resucitado con la casaca azulgrana cubriendo su pecho. Era un grupo de alma irreductible. Ante el Real Madrid ratificaron estos caracteres con una legendaria victoria. El triunfo anunció el inicio de un ciclo ganador que guió al club hasta el liderato de la clasificación.
Nadie estaba dispuesto a claudicar sin alistarse en la batalla, como sucede ahora. Dos jornadas han permitido calibrar las cualidades de un equipo que hace de la rebeldía una manera de entender el fútbol. Hay voluntad, temperamento y garra en las botas de los jugadores azulgranas. La remontada ante el Deportivo de La Coruña en Orriols y el gran partido contra el Villarreal así lo demuestran. Es, por tanto, momento de hacer memoria respecto al pasado para recordar que llega, como en el año de Kone, invicto al Bernabéu; con cuatro puntos en el casillero y con la ilusión por las nubes tras un comienzo de Liga esperanzador. El bloque pierde a Morales, pero apela al espíritu indómito de Kone y de aquel Levante de voluntad infranqueable para hacer el más difícil todavía.

Un contenido de:
Emilio Nadal

Jueves, 07 de septiembre de 2017. 08:48
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *