Valencia Basket Ploiesti Eurocup | Noticias Valencia Basket
Secciones

El Valencia Basket vuelve a meter la pata y se complica la Eurocup (87-92)

Reportar vídeo


El Valencia Basket volvió a protagonizar en la Eurocup, esta vez frente al CSU Asesoft Ploiesti, una derrota (87-92) y con el agravante de producirse ante su público de La Fonteta que pone en riesgo su clasificación para octavos de final de la competición continental, amén de ponerle también cuesta arriba la opción de terminar como líder del grupo N, una condición que ahora mismo luce el Lokomotiv Kuban con dos triunfos más que los taronja.

Los de Velimir Perasovic se dejaron meter más de 20 puntos en cada cuarto para terminar encajando 92 por parte de un equipo de la liga rumana. Con una defensa muy floja, dejaron pasar la primera parte y cuando despertaron en la segunda, ya era tarde y habían alimentado la confianza de un rival que llegaba a la Fonteta sin haber estrenado su casillero y tras haber perdido pocas horas antes del duelo a Dee Brown, pieza clave en su juego. El Valencia Basket arrancó el duelo con la clara intención de volcar su juego ofensivo sobre Kresimir Loncar, pero la falta de acierto del croata en la finalización le dejó en los primeros minutos a remolque del adversario, menos ordenado pero más entonado.
El conjunto rumano, que ya terminó los primeros diez minutos con una ligera renta de un punto (21-22) tuvo que fiar por completo su juego al dinamismo de Marius Runkasukas y el lituano supo combinar sus propias canastas con los tiros exteriores del interior Jarvis Hayes para mantener el dominio (27-33, m. 15). Con la entrada de Bojan Dubljevic y Vladimir Lucic, el Valencia Basket no tuvo problemas para seguir sumando puntos pero su defensa seguía sin ser capaz de frenar la inspiración de su rival, respaldada por un notable despliegue físico y todo junto provocó que la brecha al llegar el ecuador, sin ser importante, fuese algo más amplia (41-47). La diferencia tras el primer cuarto, de un punto. Luego, de seis. Como la lluvia fina que moja poco, pero cala. Y eso es lo que le pasó a los taronja que, cuando quisieron darse cuenta, estaban totalmente empapados y ahora se han metido en un charco en la clasificación.  El conjunto español regresó del vestuario más intenso pero con un punto de ansiedad ante el riesgo real de dejar escapar el triunfo. Esa precipitación y los tiros abiertos del escolta lituano y de Hayes hicieron que le costara varios minutos recortar su desventaja. La mala defensa de Nedovic dio alas al intrépido Runkauskas que, pese a la acumulación de minutos que llevaba a estas alturas del choque, alimentó la resistencia rumana y minimizó el efecto de los bien trabajados puntos de Dubljevic cerca del aro visitante (62-67, m.30). Con la confianza disparada, el Ploiesti empezó a enlazar complicadas canastas que pusieron a prueba la dureza mental de los locales. Los puntos del siempre eficaz Harangody le ayudaron a pasar el mal trago y el regreso a la cancha de un Nedovic extra motivado le permitió igualar finalmente el choque (77-77, m.36).
Pero el exceso de revoluciones del serbio en los dos lados de la pista le impidió culminar su remontada. Un tiempo muerto y la entrada de Pau Ribas parecieron reconducir la situación pero el Valencia Basket nuevamente falló en el momento clave y Runkauskas sentenció desde la línea de tiros libres un partido que provocó que la Fonteta despidiera con silbidos a los suyos.
Ficha técnica
Valencia Basket (87): Sato (6), Vives (9), Martínez (4), Loncar (19), Harangody (10) -quinteto inicial-, Ribas (4), Nedovic (3), Lucic (15), Dubljevic (17), Aguilar (-)
CSU Asesoft Ploiesti (92): Mohammed (20), Lee (12), Flowers (7), Runkauskas (22), Hayes (19) -quinteto inicial-, Szijarto (-), Cooper (5),  Pelekanos (7)
Parciales: 21-22, 20-25, 21-20 y 25-25.
Árbitros: Lopes, Luis (POR), Dragojevic, Igor (MNE) y Collin, Jean Charles (FRA). Sin eliminados.
Incidencias: Pabellón Municipal de la Fuente de San Luis. Alrededor de 7.000 espectadores.

Un contenido de:
El Desmarque

Jueves, 22 de enero de 2015. 01:46
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *