El Valencia gana en Cornellà por un gol a dos | Noticias Valencia CF
Secciones
Espanyol
1-2
Valencia CF

Suerte, sudor y Champions

Enzo se retiró lesionado en el descanso.

El Valencia CF se vengó del Espanyol y ganó por un gol a dos en Cornellà gracias a los tantos de Piatti y de Dani Parejo, ambos en la segunda mitad. Los de Nuno fueron un poco mejores en un mal partido de ambos conjuntos.

Si otras veces la suerte le había dado la espalda al Valencia, en este caso le sonrió. La mayor pegada de los de Mestalla fue decisiva ante un Espanyol que tuvo buenas ocasiones para marcar pero que se encontró con un Alves inspirado y el acierto de Mustafi sobre la línea. Por contra, los de Mestalla, en dos acciones aisladas, consiguió tres puntos de oro que lo devuelven a la Liga de Campeones.  
El Valencia, como se intuía durante la semana, hizo cambios en su once. Por sanción, se cayeron Otamendi y Cancelo, por lo que la línea de fondo por delante de Alves la formaban Barragán, MustafiOrban y Gayà. Estaba claro que con el regreso de Feghouli y Piatti a la convocatoria, un hombre de banda iba a entrar en el equipo. Así, en la medular se quedó en el banco André Gomes y el Valencia formó con Javi FuegoParejoEnzo Pérez, Parejo, mientras que arriba se mantenía el renacido Rodrigo Moreno y se quedaba fuera el malabarista Negredo para dejar su puesto a Paco Alcácer en la punta.
Como dos viejos conocidos que son, valencianistas y pericos se tantearon en los primeros minutos. Los visitantes presionaban bien arriba. El Espanyol quería dominar, pero ninguno se hacía con el mando del encuentro. Era un toma y daca constante. Un golpe fortuito en el 3 que dejó cojeando a Enzo Pérez fue lo más destacado de este primer cuarto de hora de juego. Un disparo lejano de Alcácer fue el único bagaje ofensivo de los de Nuno
Cuando bajó la presión local, el Valencia se desperezó y mereció el gol. Sólo la fortuna impidió que Rodrigo inaugurara el electrónico. Tras jugada personal por el perfil derecho, el hispano-brasileño se sacó un zurdazo que se estrelló en la base del palo. Piatti y Alcácer se desfondaban presionando, poniendo en apuros a los catalanes, pero sin generar ocasiones claras. Apenas un centro en el 20 y poco más. 
Por contra, el Espanyol sí mordía. En el 26, Caicedo, tras deshacerse de tres defensores valencianistas se plantaba sólo ante Alves que, sin embargo, le adivinaba las intenciones y le sacaba un gol cantado. Susto de los grandes, pero por algo el meta valencianista es el mejor de la Liga. De nuevo un disparo de Alcácer que se fue alto al filo de la media hora ponía punto y final a un nuevo arreón valencianista. Los de Mestalla presionaban arriba la salida del balón tal y como habían ensayado durante la semana.  

Gayà fue el mejor

Algo tenía que cambiar, porque el dominio aparente del Valencia no se traducía en ocasiones claras. Pero poco tuvo que pensar el técnico. Enzo Pérez, tocado durante cuarenta minutos, dejó su puesto a André Gomes tras el paso por vestuarios. Inmediatamente después, en la primera jugada de la segunda mitad, Alcácer se iba a romper tras disparar a las nubes. Aguantó hasta el 50, momento en el que cojeando dejó el campo por Negredo.
Con el 'Rey Leónidas' sobre el campo, el equipo se reordenó. Seguía sin jugar a nada, sin sufrir pero sin crear un peligro excesivo. Sólo Gayà desequilibraba por su banda y podía crear algo de inquietud. Así fue, no podía ser de otra forma. La enésima cabalgada del lateral de Pedreguer acabó en un centro-chut que desvió Piatti para lograr el 0-1. Quedaba media hora de partido y el Valencia había hecho lo mas difícil: abrir la lata.
El Espanyol sacó a Stuani, a Montañés y a Salva Sevilla porque el partido se le iba y empezó a tener ocasiones para empatar. Mustafi salvaba en la línea un remate de Stuani a puerta vacía. El Valencia sufría pero no renunciaba a nada. Para lanzar las contras y surtir de balones a Negredo, Nuno sacó a Feghouli. Sin embargo, la sentencia iba a llegar a balón parado.

Sentencia y a sufrir

Dani Parejo lanzaba una falta directa desde 35 metros que golpeaba en el palo, rebotaba en la cara de Pau López y se colaba para situar el 0-2 en el marcador. Los periquitos estaban derrotados y no habrián revoloteado si el propio Parejo no hubiera cedido mal un balón atrás que Sergio García aprovechó para marcar el gol del honor local y seguir metiendo el miedo en el cuerpo a los de Mestalla que acabaron sufriendo, pero apuntándose tres puntos de oro. Vuelven a ser cuartos.

Un contenido de:
David Torres

Domingo, 08 de febrero de 2015. 19:40
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *