Crónica Levante - Valencia derbi: Empate a Uno en el Ciutat de València | LaLiga Jornada 4
Secciones
Levante UD
1-1
Valencia CF

Reparto de puntos en la fiesta del fútbol valenciano

Reportar vídeo

1       

Levante y Valencia empataron a todo en el derbi valenciano. Los dos conjuntos se repartieron los puntos en la fiesta del fútbol valenciano, un derbi que volvía a disputarse en Primera para gozo de todos los aficionados al balompié del Cap i Casal. En un encuentro en el que el respeto entre contrincantes y el trabajo táctico se impuso a la creatividad, los goles llegaron en la primera mitad. Se adelantó el Valencia CF gracias a un cabezazo de Rodrigo tras centro de Andreas Pereira a la media hora de juego e igualó el Levante gracias a un gran disparo de Enis Bardhi.

En la segunda mitad, el electrónico ya no se movería, aunque eso no impidió que las gradas del Ciutat fueran una auténtica fiesta de dos aficiones que celebraron no perder y que el derbi de Primera ha vuelto con más fuerza e igualdad que nunca.

Ambientazo  

El ambiente especial de derbi se respiraba desde el pitido inicial. Fotos de recuerdo, miradas perdidas de responsabilidad en las caras de los protagonistas y sorpresas en el once del Valencia. Zaza cedía su sitio a Mina en la punta del ataque. Al son de "Hoy puede ser un gran día" los equipos calentaban sobre el césped. 
Los minutos iniciales fueron de tanteo, pero intensos -Postigo fue amonestado a la primera falta que cometió sobre Mina; poco después era Parejo el que veía la amarilla por un codazo sobre Ivi-. El peso del juego lo llevaba el Levante, era local y le tocaba proponer. El Valencia, por su parte, a la mínima que podía buscaba la contra mediante pases largos a la espalda de la defensa para tratar de sorprender a su rival que jugaba con la defensa adelantada para estrechar el campo. Quedaba claro por qué Marcelino había optado por la velocidad de Mina en detrimento del trabajo de Zaza

El Valencia tiene dos ocasiones y marca una

Estaba claro que la contienda no iba a ser sencilla para ninguno de los dos equipos y que el partido no se iba a resolver de forma simple. El Levante, con uno más en la medular, tenía más la pelota. Un caño de Jason a Kondogbia y una internada de Toño fueron los mejores detalles de una primera media hora en la que el Levante fue tímidamente superior pero en el que la ocasión más clara fue para el Valencia. Fallo de Chema en el despeje de un balón largo que le queda muerto a Carlos Soler. Su disparo, con la izquierda, fue flojo y Raúl no tuvo problemas en detenerlo.
A la segunda que tuvo el Valencia no perdonó. Pereira, a pierna cambiada, se sacaba un centro desde la izquierda medido a la cabeza de Rodrigo. Postigo no ejerció la oposición que de él se esperaba y el balón rematado por el hispano-brasileño se colaba pegado al palo, dónde Raúl no acertó a despejarlo.

El Levante - Valencia, un partido jugado de poder a poder. (Foto: David González)

Enis también es letal en las distancias cortas

El Levante se estiró, fue a por el partido y casi lo paga caro. En una contra llevada por la izquierda por Rodrigo, Mina remató de cabeza al larguero el centro de Rodrigo; el rechace quedó muerto para Soler, que a bocajarro la estrelló contra el cuerpo de Raúl. Los granotas espabilaron ante el toque de atención. Primero lo intentó Alegría, pero su acción quedó invalidada por fuera de juego. No así la de Enis Bardhi, quien en el 40 recogía un rechace con el p dentro del área para acomodárselo y batir a Neto con solvencia. El francotirador también es letal en las distancias cortas.
El conjunto de Muñiz cercó al Valencia hasta el descanso, pero el electrónico ya no se movería y eso que Jason, sólo ante Neto, tiró fuera un esférico que todo Orriols celebraba como gol. Al meta brasileño del Valencia le cuesta blocar el balón y su despeje ante un gran disparo de Campaña casi propicia el segundo gol granota.

Rodrigo tiene el segundo... pero falla

Muñiz saltó al césped en esta segunda mitad con Róber Pier en lugar de Lerma en la medular. Sin embargo, la tónica no cambió. El Valencia, a la contra y con pases largos, eliminaba a la defensa granota y así dejó solo a Rodrigo en el 49. Su vaselina, aparentemente sencilla, se fue alta por poco.
El partido entró en una zona de nadie en la que nadie daba la sensación de poder marcar, ni tan siquiera tras un buen slalom de Carlos Soler. Quizá por eso, Muñiz sacó a Samu García en lugar de un desaparecido Álex Alegría y Marcelino primero sentó a Pereira para dar entrada a Guedes y poco después a Mina para que Zaza se peleara con todo el mundo. Con todo, fue el Levante el que le metió un puntito más al partido y reclamó dos penaltis en el área valencianista por sendos derribos. Del Cerro Grande miró hacia otro lado.
Muñiz comenzó a jugar sin un nueve de referencia, e incluso reforzó su medular completando sus cambios con la entrada de Cheick Doukouré en lugar de Campaña. Marcelino, por su parte, cambió a Soler de banda para dejarle la derecha a Guedes
El Levante, con su público como jugador número 12, intentaría con más ahínco romper la igualdad, pero el cansancio en ambos conjuntos hizo que la chispa de los primeros cuarenta y cinco minutos no volviera a aparecer. Soler, por ejemplo, en el 90, dispararía flojo en una jugada marca de la casa. Lo cierto, y lo justo a tenor de lo visto, es que el marcador ya no se movería. 
 


Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

Un contenido de:
David Torres

Sábado, 16 de septiembre de 2017. 11:15
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *