Crónica Valencia CF vs Sevillla | Primera División | 9ª Jornada
Secciones
Valencia CF
4-0
Sevilla FC

Un Valencia para sentarse y disfrutar

Reportar vídeo


El Valencia CF pasó por encima del Sevilla y sumó tres puntos que lo afianzan en la segunda plaza de la clasificación tras realizar un partido completo, soberbio, en el que demostró ser mejor que su rival europeo en todas y cada una de las facetas del juego. Con un fútbol brillante, eléctrico e inteligente, los de Marcelino se adelantaron gracias a dos golazo de Guedes, que abrió el marcador en la primera mitad y lo ceró en la segunda después de que remataran la faena el pichichi Zaza y el siempre oportunista Mina. La afición, que abarrotó Mestalla y esperaba al equipo desde dos horas antes del choque, disfrutó de lo lindo. Este Valencia es para tomar asiento y disfrutar. 4-0.

Marcelino no quería sorpresas y echó mano de su once de gala. Sólo Montoya y Paulista fueron novedades respecto al equipo que había goleado en el Villamarín. El resto, los de siempre: Neto, Gayà y Murillo en la zaga, y del medio para arriba, el exitoso bloque que forman Kondogbia, Parejo, Carlos Soler, Guedes; Rodrigo Moreno y Zaza.
Llevados en volandas por su afición, Guedes ya había probado a Rico en el primer minuto de juego. La respuesta de Muriel fue aún más peligrosa, pero Neto, bien colocado, atajó bien. Dos de los grandes de la Liga se tanteaban. Carlos Soler, en un centro que se envenenó casi le dio un disgusto al Sevilla. Los andaluces apretaron los machos, afilaron las botas y empezaron a repartir. En medio minuto cayeron Guedes, Zaza, Kondogbia y Rodrigo. Estrada pedía calma, y al final amonestó a Nolito.   

El Sevilla saca el hacha y el Valencia el cincel

El Valencia quería más y en 10', una gran jugada entre Carlos Soler y Guedes acabó en un pase atrás para que Zaza, casi sin ángulo, chutó fuera por poco. El Sevilla sólo acertaba a cortar el vendaval a base de faltas. El acoso, no obstante, seguía y Carlos Soler, de vaselina, estuvo a punto de abrir el marcador. El Valencia era mejor, tenía encerrado a los de Nervión y su parroquia alucinaba con el juego de ataque. Los córners se sucedían, el gol se mascaba, pero no llegaba, y eso que Gayà puso un centro medido que Rico le quitó a Guedes de las botas cuando el portugués se disponía a empujarla. A la siguiente, el habilidoso extremo era literalmente cazado por Pizarro, que vería la tercera amarilla para su equipo cuando aún no había transcurrido ni media hora. Mercado volvió a recogerlo y, al final, Guedes precisó ser atendido sobre el césped y en la banda.  

Golazo de Guedes

El Valencia, entretanto, seguía a lo suyo. Carlos Soler arrancaba los olés por la banda. Por desgracia, su centro no encontraba en los rematadores el acierto necesario para desequilibrar el electrónico. Rodrigo, de chilena, la mandaba alto en el 34. Marcelino ha engrasado una máquina casi perfecta que genera ocasiones por doquier. Lo milagroso es que se llegara al descanso con empate a cero y Guedes se encargó de arreglar eso. En el 42 recibió un balón en la medular, su control orientado le permitió salir en carrera dejando atrás a sus rivales, driblando a Kjaer y a Mercado, que tras un recorte se quedó sentado viendo como el internacional portugués se sacó un derechazo que se coló por las escuadra de Rico. Mestalla enloquecía y no dejó de corear su nombre hasta el descanso. Otro golazo de la factoría Guedes.  


Zaza pone la puntilla

La segunda mitad comenzó con un Sevilla que quería llevar la iniciativa y se encontró, a las primeras de cambio, con el segundo gol en contra. Zaza recibió de Rodrigo, Kjaer le dejó controlar y a la media vuelta, como los delanteros clásicos, la cruzó lejos del alcance de Rico, a pesar de no tener apenas ángulo. Gran gol.
El Sevilla tiró de orgullo y acumuló dos llegadas consecutivas, pero la zaga del Valencia y Neto deshicieron el peligro sin problemas. Salió Sarabia, en sustitución de un desaparecido Nolito y Mestalla se puso en pie para corear el nombre de Zaza cuando en el 69 se marchó para que entrara Mina.

Y Mina y Guedes rematan la faena

A la contra el Valencia aún pudo ampliar su ventaja. Guedes, con el exterior del pie, se la dio a Rodrigo que, tras un regate, se quedó sólo ante Rico. El meta le hizo la parada de la noche y precedió a los mejores minutos del Sevilla. Marcelino leyó el partido y sacó a Andreas Pereira por Rodrigo Moreno, que estaba exhausto.      
Pero este Valencia de Marcelino tiene una pegada espectacular. En cuanto le dan metros monta una contra y te mata. Y así puso el epílgo A la contra, Guedes ¿quién si no?, condujo una nueva contra mortal por la izquierda, se la cedió a Mina quien marcó con la izquierda ante la oposición del defensa.
La locura invadió Mestalla, que aún tenía que disfrutar con una nueva maravilla de Guedes. El portugués se lanzó de nuevo como un poseso hacia la portería rival y, con un suave toque, elevó el balón ante la salida de Rico. 4-0, Mestalla enloquecía. Bufandas al aire y Guedes, Guedes resonaba en el ambiente. El atacante había puesto patas arriba Mestalla marcando el segundo gol de su cuenta en el 91. El equipo, que de la mano de Marcelino, ha vuelto a enamorar a su parroquia, devolvía la ovación y los cánticos a la afición. En Valencia el fútbol ha vuelto y procede sentarse a disfrutarlo.

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

Un contenido de:
David Torres

Sábado, 21 de octubre de 2017. 18:32
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *