FC Barcelona - Valencia CF | Crónica, Liga Jornada 32
Secciones
FC Barcelona
2-1
Valencia CF

El Valencia pone las ocasiones y el Barcelona los goles

Reportar vídeo


El Valencia CF se marchó del Camp Nou con una con una derrota ante el Barcelona por 2-1, tras un buen partido en el que fue esclavo de sus propios errores. El conjunto de Marcelino jugó bien, tuvo buenas ocasiones y tuteó al líder de la Liga durante muchas fases del juego pero, en este deporte, goles son amores y esos cayeron más rápido y primero del lado culé. Por eso, cuando llegó el de Dani Parejo en el minuto 86, ya fue demasiado tarde para reaccionar. Los de Mestalla pusieron las ganas, las ocasiones y la velocidad durante muchos minutos, pero el Barcelona demostró que tiene más pegada y eso, en el Camp Nou, es imprescindible si quieres llevarte algún botín 

El Valencia era consciente de que la ocasión era inmejorable para echarle mano al FC Barcelona y desde el principio fue a por el partido. ¿Los argumentos esgrimidos? Los de siempre. Presión adelantada y la calidad y la verticalidad de los Rodrigo, Guedes y Kondogbia. Los tres están a un nivel top de Champions. Al mediocentro no se la quitan, el punta está fino y el extremo luso tiene una clase y arma la pierna con una facilidad pasmosa. Tanto que en el 4' Ter Stegen ya había tenido que volar para sacar una pelota que buscaba la escuadra. 

El Barça acierta...

Pero nadie dijo que tutear al Barça en el Camp Nou fuera a salirle gratis a nadie. De hecho, la línea adelantada de presión del Valencia era un apetitoso pastel que el equipo azulgrana aprovechó en cuanto se dio cuenta. Primero lo intentó Iniesta con pases a la espalda de Gayà; después fue Jordi Alba entrando por la izquierda y, al final, Coutinho adivinó desde la frontal el desmarque de Luis Suárez al espacio y se la puso franca para que batiera a Neto justo antes del primer cuarto de hora.  
Guedes, desde lejos primero, y desde dentro del área grande después, sacó dos cañonazos para cortar los minutos de dominio culé. Ter Stegen y la zaga ahogaron sus ganas y las contras de un Valencia que, pese a perder, no quería perderle la cara al partido tan pronto. Tanta presión forzó el error del meta alemán que entregó el balón a Carlos Soler, este se lo cedió a Rodrigo y el internacional español acribilló al cancerbero que, sin embargo, enmendó el error con una parada antológica. Ni unos creían el grosero error, ni otros el magistral paradón.

...Y el Valencia no

Los dos púgiles se intercambiaban golpes por doquier. Al cabezazo de Messi respondió uno tan impreciso de Mina tras una jugada magistral de todo el equipo valencianista, de esas que le gusta a hacer al Barça sacando el balón desde atrás, pasando el balón desde el meta hasta el delantero.
Pero al Valencia lo que le va es otra cosa. Es la velocidad, es Gayà doblando a Guedes y este entrando en el área. Y así llegó una nueva asistencia para Rodrigo que forzó una nueva intervención salvadora de Ter Stegen justo antes del descanso.


Tras el preceptivo paso por vestuarios en el descanso, la tónica no cambió. El Valencia puso las ocasiones y el Barça los goles. Así los de Marcelino volvieron a fallar una ocasión clamorosa. Umtiti se resbaló, Mina recuperó el balón, se la cedió a Rodrigo y este, cara a cara con Ter Stegen batido, la tiró tan floja que Piqué llegó a salvarla bajo palos. En cambio, en la portería de Neto, un córner sirvió para que el central francés del Barça le ganara la partida por alto a Paulista y marcara de cabeza el 2-0. Menudo mazazo
La rabia y la desesperación del Valencia fueron el mejor motor de un Barça que empezó a dominar el juego además del marcador. Messi, a favor de corriente, dejó una volea mágica que se fue fuera por poco. Marcelino, viendo a Guedes y Mina fundidos, los sentó y apostó por Andreas Pereira y Luciano Vietto en pos de un empate que se antojaba ya quimérico. Diez minutos después, tras una nueva cabalgada de Messi, que ya campaba a sus anchas, fue Rodrigo el que dejó su puesto a Zaza con diez minutos por delante.

El penalti de la esperanza

En ese período el partido quiso cambiar. Gayà, en su enésima intentona, forzó tanto a Dembelé que se lo llevó por delante. Dani Parejo, desde el punto de penalti, no falló, aunque esta vez tuvo toda la fortuna del mundo, pues a Ter Stegen, que había estado genial todo el duelo, se le escapó el balón por debajo del lomo. El 2-1 encendió la luz de la esperanza de un Valencia que, sin tiempo, colgó un par de balones al área y aguantó en el choque gracias a una gran parada de Neto ante Denis Suárez y un postrer cabezazo de Zaza que confirmó la tónica de una tarde en la que la pegada del Barça impidió puntuar a un buen Valencia.       
 
 

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

Un contenido de:
David Torres

Sábado, 14 de abril de 2018. 14:06
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *