Valencia CF Fichajes | Perfil e interés en Francis Coquelin, del Arsenal
Secciones

Los motivos por los que el Valencia ha fichado a Coquelin

El francés Coquelin gusta y mucho en el Valencia CF. (Foto: UEFA)

A la espera del anuncio oficial, Francis Coquelin se ha convertido en el segundo fichaje que cierra el Valencia CF en este mercado de invierno. El centrocampista francés ya estuvo en el punto de mira de los de Mestalla durante el pasado verano, pero la urgencia por incorporar un jugador de sus características desapareció tras la llegada de Geoffrey Kondogbia. Sin embargo, su fichaje se ha cerrado en este mercado de invierno respondiendo al deseo del Valencia CF de aumentar la rotación en la medular para afrontar el segundo tramo de la temporada. 

Francis Coquelin encaja en el perfil de jugador que necesitaba el Valencia CF en este mercado de invierno. Cubre las necesidades deportivas del equipo y supone adelantar el trabajo del verano, al ser un jugador de calidad contrastada incluso en Liga de Campeones. Por ello, el Valencia CF se ha lanzado a por el fichaje de Francis Coquelin y este miércoles el acuerdo ya era total entre todas las partes. ElDesmarque Valencia analiza los motivos por los que el galo gusta en Mestalla, con sus virtudes y sus defectos.

Reinventado como mediocentro defensivo

Francis Coquelin no nació como mediocentro defensivo. Los primeros pasos de su carrera los dio como mediocentro de toque e incluso actuó en banda en alguna ocasión. Sin embargo, el francés supo adaptarse a las circunstancias para encontrar un hueco en la élite. La nómina de centrocampistas de corte ofensivo era muy amplia en el Arsenal, que contaba con Jack Wilshere como la gran esperanza nacida en su cantera. Por el contrario, escaseaban mediocentros defensivos. Entre los aficionados gunners era habitual escuchar 'falta un mediocentro defensivo' temporada tras temporada desde que Vieira abandonó el club. Coquelin decidió ser quien cubriera esa vacante. Y le funcionó. Se ganó la confianza de Wenger y se convirtió en uno de los jugadores más querido por la grada del Emirates Stadium.

Buen manejo de balón

Precisamente por sus orígenes futbolísticos, Francis Coquelin es un hombre dotado de buen manejo del balón y criterio a la hora de organizar el juego. Su capacidad de sacrificio y su despliegue físico lo convirtieron en indiscutible para Wenger, pero nunca ha perdido el toque de balón que le permitió destacar en las categorías inferiores del Arsenal hasta dar el salto al primer equipo. Esta virtud es indispensable para el esquema de Marcelino García Toral en el que sólo se utiliza a dos mediocentros. Los dos deben saber hacer de todo, como han demostrado tanto Kondogbia como Parejo, aunque se acerca más al perfil de futbolista del poderoso centrocampista galo.

El equipo está por encima de todo

Sobre el césped del Emirates Stadium han pasado algunos de los jugadores mejor dotados del fútbol actual. Mesut Ozil, Alexis Sánchez o Santi Cazorla han dejado boquiabiertos a los seguidores del Arsenal en más de una ocasión. Francis Coquelin nunca logró asombrar a los gunners con regates o goles imposibles, pero se ganó el corazón de la grada gracias a su entrega. El francés lo da todo sobre el terreno de juego. Para Coquelin, el equipo está por encima de todo. Incluso por encima de sí mismo. En más de una ocasión ha arriesgado su físico para cortar una acción de su peligro y siempre se sacrifica para que sean otros quienes brillen.

Olvidado en el Arsenal

El amor de la grada por Francis Coquelin era compartido también por Arsene Wenger, quien lo señaló como un ejemplo. Sin embargo, poco a poco el veterano entrenador alsaciano se fue olvidando de él. Tanto, que el centrocampista galo se ha convertido en un cero a la izquierda en el Arsenal. Es un jugador que no cuenta para nada e incluso se queda fuera de las convocatorias para encuentros de menor nivel en el que se suele dar minutos a los menos habituales. Las lesiones y los fichajes de otros jugadores en su puesto como Elneny y Xhaka lo dejaron en un segundo plano hasta colocarlo en la rampa de salida. El propio Wenger anoche confirmaba su fichaje explicando que se va porque no tiene minutos.

Tarjetas y lesiones

Cuando se habla de Francis Coquelin es inevitable hablar de sus dos grandes defectos. El primero es su facilidad para ver cartulinas amarillas y su mala gestión de las mismas. El francés suele jugar con fuego. Lo da todo siempre, sin importar si ha sido amonestado con anterioridad. Por ello, pone en riesgo a su equipo en más de una ocasión. Por otro lado, durante los últimos años ha mostrado facilidad para lesionarse. En las últimas dos temporadas y media se ha perdido 27 partidos por motivos físicos.

Un contenido de:
Francisco Ortí

Jueves, 11 de enero de 2018. 06:00
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *