Para que el Real Valladolid logre dos victorias consecutivas, tiene que conseguir primero una
Secciones

"Un par de victorias"

Llevo mucho tiempo escuchando que lo que necesita este Real Valladolid es conseguir "un par de victorias". No les falta razón a quiénes lo aseguran. Por eso tengo grabado en mi mente el encuentro ante Osasuna. El equipo venía de batir de forma solvente al Real Zaragoza, nada más y nada menos que en La Romareda. Un triunfo con el suficiente empaque como para pensar que podía convertirse en un punto de inflexión. Un triunfo que daba alas al conjunto de Miguel Ángel Portugal, que comprobaba que no tenía entre sus manos ese equipo timorato que había salido vapuleado de Ponferrada o Palamós. Y un triunfo que permitía afrontar la prueba de fuego ante el equipo navarro, entonces líder de la Liga Adelante, a sabiendas de que derrotar a los de Enrique Martín supondría el espaldarazo definitivo que estábamos esperando.

 
Lamentablemente, todos sabemos como acabó la cosa aquella mañana de domingo y en mi cabeza da vueltas a menudo la duda de qué dinámica habría seguido el equipo de haber sacado adelante aquel partido. Puedo exagerar, o no (no lo sé), considerando tan tan lejano un choque que no hace ni tres semanas que se disputó, pero lo cierto es que ese encuentro hizo más daño del que parece. Porque cuando se esperaba un clic, el equipo volvió a mostrarse plano, incapaz de abordar el planteamiento inicial del rival. Porque solo reaccionó tras otra injusta expulsión, como era habitual con Gaizka Garitano en el banquillo. Porque volvieron viejos fantasmas en la defensa (si es que de verdad se habían ido). Y, sobre todo, porque aunque no lo mereció, el equipo acabó perdiendo y tirando por la borda la oportunidad de conseguir dos victorias consecutivas.
¿Y después, qué? Después vuelta a empezar, buscando esos dos triunfos que nos den la razón a los que nos empeñamos en defender que la zona baja no está hecha para esta plantilla. Es verdad que la imagen ha mejorado, pero, tras volver a asistir a otra dura derrota en Zorrilla ante el Alavés, resulta complicado pensar que las buenas noticias vayan a llegar así como así. El panorama no se presenta muy alagüeño, pero no es menos cierto que hay tiempo suficiente para todo. Eso sí, que nadie se engañe: para lograr el segundo triunfo hay que conseguir antes el primero. Sólo así llegará ese "par de victorias".

Un contenido de:
Jesús Pérez Baraja

Miércoles, 09 de diciembre de 2015. 23:50

1 comentario

  1. Invitado

    Buen articulo, pero creo que hay un error por parte de muchos aficionados del pucela. Este error se debe a que piensan mas con el corazon que con la cabeza. El partido de Zaragoza se gano por suerte y no por juego. Un gol en propia meta y un penalty mas que regalado, hicieron que nos llevaramos la victoria.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *