Crónica Elche-Real Valladolid | Jornada 14 Liga 1|2|3 16-17
Secciones
Elche CF
2-0
Real Valladolid

Harakiri blanquivioleta

Un contenido de:
Chus Rodríguez

Sábado, 12 de noviembre de 2016. 13:54

1       
Reportar vídeo

Dolorosa derrota en el Estadio Manuel Martínez Valero. El Real Valladolid desperdició la oportunidad de tocar con los dedos de los manos el ascenso directo y se dejó los tres puntos en Elche. Sensaciones de un mal día y de irregularidad, pues el equipo de Paco Herrera está a día de hoy lejos de mostrar una fiabilidad que le permita ser el candidato al ascenso que su técnico pretende. 

 
El vermú se le atragantó al Pucela en los primeros compases del choque. Desdibujado, el equipo tardó quince minutos en asentarse táctica y mentalmente en el Martínez Valero y el Elche CF salió, tal y como había advertido su técnico Alberto Toril, a por todas. Desde el saque inicial y hasta el minuto 5, apenas permitió al Real Valladolid superar la divisoria. En ese margen le dio tiempo a los ilicitanos a marcar un gol y generar dos ocasiones claras. La primera de ellas derivó en el 1-0. Pedro Sánchez se plantó solo ante Isaac Becerra con un mano a mano que el badalonés rechazó como pudo. La segunda jugada quedó en los pies de los locales y desde el flanco izquierdo irrumpió Pablo Hervías ante un permisivo Javi Moyano, que no puso trabas al centro del riojano. El caos se apoderó de la defensa blanquivioleta, que falló en la marcas y facilitó el remate de cabeza de Álex Fernández, que hizo inútil la estirada de Becerra.

Mínima reacción

El gol confirmaba las legañas del Real Valladolid ante la desesperación de Paco Herrera en el área técnica, intentando arreglar el desaguisado. Los de Toril vieron a su rival tendido sobre el ring y buscaron el KO con un contragolpe que cerca estuvo se suponer el segundo: carrera de Nino Martínez, asistencia a Pedro y balón por encima de la portería de Becerra. La balacera era constante. El Pucela seguía incómodo y necesitaba un punto de inflexión para no dar por perdido el partido. En el minuto 10 no había sido capaz de pisar área contraria.
La reacción se hizo de rogar, pero llegó gracias a una buena acción individual de Álex López que sirvió para forzar un córner y, de paso, estirar al equipo. Juan Villar avisó de la presencia del Real Valladolid con un tiro a puerta en el minuto 14 y Míchel Herrero dejó muestras de su calidad con un giro de 180 grados que le habilitó para buscar un disparo lejano que se fue a la izquierda del arco de Juan Carlos Martín. El equipo empezaba a entonarse, pero ya estaba condicionado y penalizado por los desperdiciados diez primeros minutos.
Pese a la esperanzadora respuesta, el Pucela volvió a tener diez minutos de caraja que volvieron a reactivar al Elche. Los ilicitanos multiplicaron sus ocasiones, con una falta imposible en la que Edu Albacar intentó sorprender a Becerra como la más destacada. Hasta el descanso, solo Raúl de Tomás creó algo de peligro.

45 minutos a la basura

La segunda parte comenzó con dos novedades. Herrera vio (como todos) que no era el día ni de Joan Jordán ni de Lucho Balbi y dio entrada en su lugar a Sergio Marcos y Markel Etxeberria, que debutó catorce jornadas después en la Liga 1|2|3 2016/2017. El Pucela volvió a entonarse, con movimientos rápidos y pases que empezaron a generar peligro. Juan Villar envió el esférico al lateral de la red tras un balón largo de Javi Moyano, en un síntoma de que el Real Valladolid buscaba verticalidad.
Se quedó en un amago. El partido se trabó y los minutos volaron con un Elche que dosificaba sus fuerzas y con Toril aguantando los cambios. Herrera se veía obligado a hacer los tres ante la lesión de Juan Villar, que pudo forzar la quinta amarilla antes de ser sustituido. No lo hizo y su relevo, Dejan Drazic, desdibujó tácticamente al Pucela pero dio aire fresco en ataque. Suya fue una de las mejores oportunidades para empatar del Real Valladolid, en una jugada individual en la que le falló el último pase. El Elche buscó sentenciar por medio de Pedro, que obligó a una buena intervención de Becerra. Poco después, un remate de cabeza de Raúl de Tomás avisaba al Martínez Valero de que el Pucela estaba en el encuentro y no firmaba la rendición.
De nuevo fue, desgraciadamente, una falsa alarma. Moyano repitió el error del comienzo del encuentro y ni se inmutó cuando el Elche armó un centro que volvió a encontrar el mismo rematador del minuto 3: Álex Fernández. Pese a las intentonas del Real Valladolid, traducidas en una buena acción de Raúl de Tomás y Drazic en la que el serbio rozó el gol, el duelo murió con más pena que gloria y con la buena racha de partidos sin perder tirada por la borda.
 
 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *