Crónica Real Valladolid Promesas Cerceda | Jornada 9 Segunda División B 2017/2018
Secciones
RV Promesas
1-0
CCD Cerceda

Balón de oxígeno

Reportar vídeo

1       

Por fin. A la novena fue la vencida y el Real Valladolid Promesas consiguió su primera victoria de la temporada. La forma no fue ni mucho menos brillante, en un partido feo y con un decisivo gol en propia puerta tras un grave error de la defensa del CCD Cerceda, pero el conjunto blanquivioleta suma, al fin y al cabo, sus tres primeros puntos de una tacada, que le quitan un peso de encima y le permiten asomar la cabeza.

 
El filial se mostró superior desde el principio. Los jugadores de Miguel Rivera parecían tener prisa y buscaban de forma continua la meta rival. Santy Samanes era un puñal por banda izquierda y las ocasiones no se hacían esperar. Jorge Segura 'Porto' remataba a las manos del portero de forma inocente un córner servido por el navarro. Poco después lo intentaba Luis Suárez, que como habitualmente, disponía de una oportunidad nada más comenzar. Primero remataba fuera con un gran disparo tras jugada personal para, en la jugada siguiente, regatear a Gorka Magunazelaia y enviar la pelota fuera. Los gallegos también avisaban con un disparo de primeras de Tiago Portuga desde la frontal que obligaba a meter la mano a Tanis Marcellán.
La lata se iba a abrir en la jugada más inesperada, un ataque al que ya no llegaban los delanteros locales. Suárez presionó y David Soto cedió atrás a su guardameta, quien no acertaba a controlar un balón que se convertía en el 1-0 ante la sorpresa de todos. A raíz de ello, los rojiblancos comenzaron a emplearse a fondo en sus entradas con el fin de parar los ataques pucelanos que se seguían produciendo tras el tanto. Además, la ansiedad de los propios jugadores locales provocaba que Samanes desaprovechara una clara contra por conducir demasiado la pelota y no pasarla justo antes del descanso.


La segunda mitad cambiaba el panorama de forma radical. Eran los gallegos los que tenían el esférico y el Real Valladolid B, atenazado por los nervios, daba un paso atrás, fiando toda su suerte al contragolpe. En uno de ellos estuvo a punto de llegar el segundo. Miguel Marí, dentro del área pero algo escorado, regateaba a Gorka, aunque su lanzamiento lo salvaba bajo palos Oriol Dot. Entonces Rivera decidía mover el banquillo. Un desdibujado Miguel de la Fuente, perdido en banda derecha, dejaba su sitio a un Jaime Alvarado que había estado entre algodones, y Dani Vega ocupaba el lugar de Samanes.
El partido se convertía en un despropósito en los últimos minutos. Las pérdidas pasaban a ser las protagonistas, a la vez que Mario Robles se hacía gigante en el centro de la defensa, despejando todo el peligro áereo que llevaban los visitantes. Con el encuentro a punto de finalizar y el filial rozando su primer triunfo, una falta en la frontal ponía la zozobra en tiempo añadido. Pero esta vez no sucedía lo que en el anterior duelo en casa. El esférico se perdía por encima de la portería y con él las opciones de que los coruñeses rascaran algo de los Campos Anexos. El Promesas conseguía por fin dejar la puerta a cero, lo que le permitía llevarse una victoria que le hace respirar.

Un contenido de:
Jesús Pérez Baraja

Sábado, 14 de octubre de 2017. 18:08
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *