Crónica Real Valladolid Promesas Coruxo | Jornada 23 Segunda División B 2017/2018
Secciones
RV Promesas
2-4
Coruxo FC

Grave paso atrás

Once inicial del Real Valladolid Promesas en un partido.

El Coruxo FC era el equipo idóneo para acercarse a la zona de salvación, pero la mañana de domingo no se dio como el Real Valladolid Promesas esperaba. Acostumbrados últimamente a las alegrías en casa, sobre todo ante rivales directos, el conjunto gallego se llevó esta vez los puntos gracias a un inspirado Diego Silva, autor de tres de los cuatro tantos de su equipo con los que arrasó los Campos Anexos.

El filial no se andaba con rodeos e iba a por el partido desde el primer minuto. Los de Miguel Rivera, algo acelerados, acosaban la meta rival de forma importante, exigiendo a la defensa gallega con internadas desde la banda y balones parados que llevaban bastante peligro. La primera ocasión no se hacía esperar. Miguel de la Fuente recibía de espaldas una pelota en largo, controlaba perfectamente, se hacía hueco y disparaba a puerta. Solo la gran mano de Alberto Domínguez evitaba el gol.
Haberlo visto tan cerca pareció poner nervioso al conjunto local, que empezó a recordar al de principio de temporada, con pérdidas absurdas que metían en el partido a los gallegos. Los de Rafa Sáez, que hasta ese momento se habían mostrado demasiado agarrotados, quizás por los seis encuentros sin vencer que cargaban a sus espaldas, empezaban a creer en sus posibilidades. Fruto de ello llegaba el primer aviso en una jugada que terminaba con un buen remate de Silva que se marchaba alto, desviado por la defensa.
El Promesas no reaccionaba y el Coruxo lo aprovechaba para, en un abrir y cerrar de ojos, dejar sentenciado el choque antes del descanso. Primero, en el enésimo fallo defensivo de los blanquivioleta, en un saque de esquina que terminaba empujando a la red el capitán Rafa Mella en área pequeña. Poco después, tras un claro penalti por mano de Jaime Alvarado, que transformaba Silva sin problemas. Los platos rotos los pagaba el central ghanés juvenil Mohamed Salisu, que era sustituido después de haberse mostrado muy nervioso en su debut con el segundo equipo.
Rivera daba entraba a Dani Vega en el intermedio, pero el panorama no cambiaba demasiado al inicio de la segunda mitad. Los vigueses seguían llevando el control y la posesión y, aunque el entrenador andaluz se empeñara en hacer ver a los suyos desde el banquillo que quedaba mucho partido por disputarse, el guion parecía inalterable. Tenía que ser el balón parado el que espoleara a los pucelanos. Carlos David Cobo recibía el esférico en banda izquierda tras una falta y asistía a Mario Robles, que, a placer, acortaba distancias y traspasaba los nervios al equipo verde.
El empate se mascaba en los minutos siguientes. Hasta de cuatro opciones claras disponía el filial, pero Dani Vega, MiguelAntonio Domínguez y Mario no lograban acertar. Por unos instantes, el equipo había creído que la remontada era posible. Sin embargo, recibía un nuevo mazazo en una falta desde la frontal que convertía Silva con la ayuda de una permisiva barrera. Los vallisoletanos se revolvían, pero sabían que ya tenían media estocada encima. La entera otra vez se la daba Silva, que se apuntaba un hat-trick a la contra. Antes de terminar, Cobo ponía el testimonial 2-4. Una derrota que hace mucho daño a un filial, que, a pesar de tener un partido más por disputarse, ve como el Coruxo se le escapa.

Un contenido de:
Jesús Pérez Baraja

Domingo, 28 de enero de 2018. 13:44
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *