Crónica Real Valladolid Promesas Pontevedra | Jornada 36 Segunda División B 2017/2018
Secciones
RV Promesas
1-2
Pontevedra CF

El filial juega con fuego

Alineación del Promesas ante el Pontevedra.

En el peor momento, el Real Valladolid Promesas vio cortada su espectacular racha de 12 partidos sin perder. Lo hizo ante un rival directo, el Pontevedra CF, que llegaba a la cita justo por debajo en la clasificación y que terminó marchándose con los tres puntos y el golaverage en un duelo clave, a falta de tan solo tres jornadas para que finalice la fase regular en Segunda División B.

Lo que funciona no se toca y eso hizo de inicio Luismi Areda. Consciente de la seguridad defensiva que mostró el conjunto granate en su anterior encuentro fuera de casa en Navalcarnero, el técnico volvió a apostar de inicio por tres defensores en el eje de la zaga. A pesar de ello, las ganas del filial propiciaban la primera gran ocasión del partido. Antonio Domínguez se hacía con un balón dividido en la frontal del área y, con un disparo marca de la casa, obligaba a Edu Sousa a realizar una gran intervención para salvar a su equipo a las primeras de cambio.
Pese al intenso comienzo, los primeros minutos tenían más ritmo que juego. Las continuas interrupciones trababan la circulación de la pelota. Para colmo, los gallegos sufrían un contratiempo importante con la lesión de Darío Flores, que tenía que ser sustituido en el ecuador del primer periodo. El equipo visitante aprovechaba el cambio para quitarse el dominio de encima, pero el agujero que dejaban en el centro del campo por la falta de efectivos en esa zona al estar más poblada la defensa hacía que los pucelanos se encontraran muy cómodos a la contra.
No tardaba en volver a aparecer el meta Edu, que, de nuevo, metía una mano salvadora en un cabezazo de Juan Becerra tras un buen centro de David Mayoral. Poco después, una peinada de Javier 'Apa' golpeaba en la parte superior del larguero y se marchaba fuera. La sensación era de que el primer gol local estaba a punto de caer, pero, sin embargo, lo que llegaba era el tanto visitante antes del descanso en una discutida falta magistralmente lanzada desde la frontal por Adrián Mouriño, que ponía en ventaja a los suyos y la incertidumbre en la grada de los Campos Anexos.

Del mazazo a la esperanza

Más si cabe con el inicio de la segunda mitad en el que los de Miguel Rivera no reaccionaban a pesar de la entrada de Luis Suárez y encajaban un nuevo gol en un cabezazo de Eder Díez en un fallo defensivo tras un centro desde la derecha. Un mazazo que parecía definitivo, pero ante el que los blanquivioleta no se rendían. El propio delantero colombiano metía al equipo en el partido tras un dudoso derribo dentro del área. Mayoral acortaba distancias de penalti y los vallisoletanos, entonces sí, se lanzaban al ataque. Becerra rozaba el empate en sendos cabezazos, pero Kevin Presa también llevaba el peligro a la meta de Dennis Díaz.
Los últimos minutos del duelo dejaban a las claras la importancia de lo que ambos se jugaban. El Promesas, a la desesperada, encerraba en su área a los gallegos, que se quitaban el balón de encima y miraban de reojo el reloj. Incluso los de Luismi Areda se quedaban con uno menos al final tras la expulsión por doble amarilla de Álex González, pero terminaban logrando un triunfo vital, adelantando en la tabla y llevándose el golaverage ante un Promesas que veía cortada su buena racha y se complica la permanencia tras caer en un duelo directo.

Un contenido de:
Jesús Pérez Baraja

Domingo, 22 de abril de 2018. 12:52
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *