Goleada para cerrar el año | Goleada al filial del Barcelona
Secciones

La inolvidable goleada que cerró el año 2014

Reportar vídeo


Hace un año el Real Valladolid tenía un debate muy similar al actual. Los delanteros parecían no tener gol y Rubi tenía que trabajar por potenciar otras armas del equipo. Sin Roger Martí, lesionado de gravedad, Óscar Díaz quedaba como único '9' y el entrenador catalán probaba otras opciones como la de Óscar González o Jeffren Suárez como delanteros o, incluso, el ascenso del jugador del Promesas Guille Andrés. Antes de llegar al mercado invernal, el partido ante el Fútbol Club Barcelona B marcaría la paz de la Navidad y ésta fue total. Fue perfecta porque el Pucela goleó (7-0) al filial culé. Tras aquel partido, las dudas ofensivas no existirían. Por números y por la llegada de Jonathan Pereira, el Pucela de Rubi comenzaba una nueva época. 

 

Dos goles en un minuto

El partido quedaba encarrilado muy pronto. En menos de 60 segundos el Real Valladolid anotaba dos goles y los jóvenes jugadores barcelonistas bajaban los brazos. Primero Óscar González y, poco después, Johan Mojica, hacían que los pucelanos llegaran al minuto 25 con una renta de dos goles. Tal resultado se doblaría antes de llegar al descanso. El '10' pucelano, nuevamente, y un gol en propia puerta de Bagnack dejaban el partido sentenciado cuando Sureda Cuenca señalaba el final de los primeros 45 minutos.
Pese al abultado marcador, el Pucela no bajaría en ritmo en los segundos 45 minutos. Sin ser éste un nivel muy elevado y exigente, los futbolistas de Rubi no tuvieron piedad del rival y salieron tras el descanso con el objetivo de aumentar el marcador como así lo hicieron. Tres tantos más para cerrar el 2014 de una forma brillante. El año que había devuelto al equipo a Segunda división, terminaba con un resultado ilusionante. Pese a ello, lo que depararía el 2015 no ha sido emocionante, ni mucho menos. Nada que ver con la ilusión que dejó la abultada goleada ante los pupilos de Eusebio Sacristán.

Bergdich y Jeffren

Durante la segunda parte el equipo trabajó para recuperar jugadores. La victoria estaba ya hecha y el equipo de Rubi lo que buscaba era intentar recuperar mentalmente a aquellos jugadores que no estaban en su mejor nivel. Dos ejemplos fueron Zakarya Bergdich, que poco más tarde abandonaría el club, y Jeffren Suárez, que no estaba cumpliendo con las expectativas generadas. Ni uno ni otro terminarían la temporada ilusionando pero sí que firmaron un gol durante el segundo acto de este partido. Mientras el marroquí cerró la goleada en el minuto 85, el venezolano anotaba el quinto gol de la tarde tras la reanudación.

Sin minutos para Óscar Díaz

Por ese mimo y cariño que se tuvo con determinados jugadores en el segundo tiempo, sorprendió más ver que Óscar Díaz no saltó al campo. El único delantero que tenía el Pucela en aquel momento no se vistió de corto. Vivió los 90 minutos entre el banquillo y la zona de calentamiento. Rubi no quiso exponer al jugador madrileño ante una exigencia de goles como la que vivió el partido. En un encuentro sin presión, el jugador podría haber tenido la exigencia de ver puerta y haber vivido un capítulo más de su negada suerte con el gol en el Real Valladolid.
Sin él, el equipo goleó. Consiguió firmar una goleada histórica y cerrar el año 2014 con una sonrisa y con una cifra de goles que nadie esperaba. La forma de cerrar el año fue brillante, de igual forma que se sueña con finiquitar el 2015 aunque dada la situación blanquivioleta, con tres puntos sería suficiente. La sonrisa sería la misma que hace un año. Lo importante, como defiende Portugal y el vestuario, ahora mismo, son los puntos.

Un contenido de:
Ángel Velasco B.

Jueves, 17 de diciembre de 2015. 10:03
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *