Noticias Real Valladolid | Pau Torres, nuevo jugador Real Valladolid, y Sergio Lobera
Secciones

El 'loberismo' de Pau

Reportar vídeo


El 'loberismo' fue una corriente de idolatración que se desplegó mu fuerte por el entorno de la UD Las Palmas en los años en los que el entrenador zaragozano estuvo en Estadio de Gran Canaria. Entre 2012 y 2014. El hoy entrenador del Mogreb Atlético Tetuán entró por los ojos de una afición amarilla que necesitaba un referente en el banquillo que les hiciera creer de que podían llegar a Primera División. Tras vivir años duros, a la institución le urgía un referente que los seguidores encontraron en un perfil que la directiva nunca quiso ni valoró tanto.

 
El ejemplo de que el amor del entorno no era el de los dirigentes fue su salida del club a las puertas de un play-off de ascenso, el segundo de forma consecutiva. Antes de aquella experiencia canaria, Sergio Lobera tuvo una crecimiento en Segunda División B. Tres equipos en los que, curiosamente, siempre coincidió con Pau Torres, nuevo portero del Real Valladolid hasta 2018.
Iniciada esta unión en las filas del Terrassa en 2008, la relación continuó en el San Roque de Lepe y, posteriormente, en la ADp Ceuta. Estos dos últimos equipos vivieron una versión muy confiada de Lobera en Pau, hecho que no se puede corroborar por los aficionados catalanes del Terrassa. Tras un inicio en el que el entrenador solo confió en el cancerbero en cuatro partidos, las dos últimas experiencias de ambos dejaron un buen sabor de boca en el portero catalán. Tanto que gracias a ellas, Pau pudo llegar a Lleida, donde se consagró como portero de bronce y pudo dar, hace un año el gran salto al Deportivo Alavés, aquél que le ha llevado a 'ser' de Primera.

70 partidos juntos

Tras aquellos cuatro encuentros en Terrassa, siendo dos de Liga y otros tantos de la promoción por evitar el descenso, en 2010 y después del paso del portero por la UE Sant Andreu, Lobera le llamó para comenzar una andadura en el San Roque de Lepe. En el conjunto andaluz la confianza se extendió hasta los 36 partidos ligueros. La exitosa campaña del equipo, que se quedó a las puertas del play-off, hizo que ambos se fueran de la mano al Ceuta. Un proyecto, sobre el papel, ambicioso y que tuvo en Guzmán Casaseca, actual jugador blanquivioleta, a su máximo goleador, terminó descendiendo administrativamente pero con una aportación de 29 encuentros ligueros de Pau y una participación copera.
Con todo ello, Sergio Lobera y Pau Torres tienen una relación especial. En el crecimiento de ambos, el otro tuvo un peso importante. Avanzaron de la mano y tuvieron una evolución conjunta. Aunque es cierto que el entrenador llegó a Segunda División mucho antes que el jugador, éste ha podido vivir aquello por lo que el zaragozano luchó y trabajó tanto en Las Palmas. Lobera se marchó de Gran Canaria sin un ascenso a Primera como el que Pau Torres firmó hace escasas semanas en Vitoria y por el que ahora luchará en el Nuevo Estadio José Zorrilla, su nueva casa hasta el 30 de junio del año 2018.

Un contenido de:
Ángel Velasco B.

Sábado, 09 de julio de 2016. 13:25
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *