Real Valladolid AD Alcorcón Ascenso Miroslav Djukic
Secciones

Alcorcón, la prueba final del último ascenso


1       
Reportar vídeo

Un recuerdo imborrable ante un rival que vuelve este jueves a las 18.00 horas al Nuevo Estadio José Zorrilla. El 16 de junio de 2012, el Real Valladolid y la AD Alcorcón disputaban el partido de vuelta de la final por el ascenso en el feudo vallisoletano y los blanquivioleta defendían la ventaja mínima que se consiguió en el Estadio Santo Domingo tras vencer 0-1. Con Miroslav Djukic en el banquillo e ilustres como Javier Baraja, Marc Valiente, Javi Guerra y Óscar González, entre otros, el estadio respiraba ambiente de fiesta antes de que comenzase el trascendental encuentro, aunque en el descanso, tras el gol del viejo conocido Fernando Sales, en el descuento, la euforia tornó en funeral y se mascaba la tragedia. El conjunto alfarero fue la prueba final del último ascenso y, a día de hoy, sigue siendo una noche histórica para la parroquia pucelana.

Merced a ese gol de cabeza de Fernando Sales, que años atrás defendió los colores del Real Valladolid, los de Juan Antonio Anquela se fueron a vestuarios mandando en el marcador 0-1 y, sobre todo, con esa ventaja psicológica que suponía marcar en el descuento. Pero no iba a ser una historia de tristeza, porque el hombre gol de Miroslav Djukic, Javi Guerra, aún no había dicho la última palabra: asistencia de Óscar González y tanto del delantero malagueño por enésima vez aquella campaña y el Pucela que volvía, virtualmente, a ser equipo de Primera División. Corría el minuto 52 y restaban 40 largos minutos para superar la prueba, pero el ascenso estaba escrito.
Los locales dominaron el encuentro e, incluso, Sisi González tuvo en sus botas el 2-1 que hubiera sellado la eliminatoria, pero el balón se estrelló en el poste. Y ser aficionado del Real Valladolid lleva implícito el sufrimiento extremo, una agonía que terminó en el minuto 90 con el pitido final y que desató la alegría y las lágrimas de felicidad en la grada del Nuevo Estadio José Zorrilla. No era para menos, ya que el premio lo merecía: el ascenso a la élite del balompié nacional, el último vivido por la entidad vallisoletana tras una temporada muy larga conformada por la friolera de 46 encuentros en los que el Pucela desplegó un fútbol de bella factura con la impronta del técnico serbio. Miroslav Djukic superó con creces la prueba final para el ascenso, y Luis César Sampedro se medirá este jueves a las 18.00 al mismo conjunto, aunque cambiado de arriba abajo, en busca de una victoria que haga olvidar lo sucedido en Vallecas.

Un contenido de:
ElDesmarque

Miércoles, 11 de octubre de 2017. 17:33
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *