Bilbao Athletic Real Valladolid | Ruedas de prensa, jugadores
Secciones

"Seguimos en nuestra tónica de no conceder"

Reportar vídeo


Las caras del Real Valladolid tras el partido eran de alegría. La satisfacción pucelana era total tras conseguir tres puntos muy importantes en San Mamés. La novena victoria ilusiona pero no eleva en exceso la confianza del equipo, como aseguraba Juan Villar. El onubense, que comparecía tras el partido junto a Javi Moyano y Roger Martí, se hacía la voz del vestuario para asegurar que no es momento para levantar mucho la ilusión como tampoco fue necesario que la semana pasada se derrumbara toda la emoción de luchar por el ascenso.

 

Roger, el protagonista

El goleador de la tarde comparecía en la zona mixta de San Mamés y lo hacía feliz. El '23' blanquivioleta había anotado su primer gol tras regresar a Valladolid y su emoción era altísima. Estaba "contento por el gol y por los puntos". Recordando que el equipo sabía que "nos iba a costar", el valenciano estaba agradecido a "todo el que me apoya". Incluso aquellos que están con el jugador siempre tenían dudas con su celebración y el jugador lo explicaba.
Comenzado por pedir perdón, Roger dejaba la acción como "una anécdota". La realidad es que tal celebración ya estaba preparada la semana pasada pero como no salió, "el utillero guardó" esas famosas caretas para San Mamés. Miguel Ángel Portugal que, confesaba en rueda de prensa, que no le había hecho gracia la "anécdota" aún no les había dicho nada a los jugadores. Tanto Mojica como Roger que querían celebrar Carnaval, fueron amonestados en una celebración que dará la vuelta al mundo.

Seriedad y tranquilidad

Mientras el protagonista era preguntado por el gol, Juan Villar y Javi Moyano eran cuestionados por el equipo, el avance de éste y la ilusión tras los tres puntos. Mientras Moyano hablaba a nivel defensivo del éxito que es "seguir en la tónica de conceder poco" confesaba que "hemos sufrido" ya que "era un partido muy importante". El lateral jienense ya piensa en el Numancia y en el partido que "nos va a terminar de meter arriba". Moyano que restaba miedo tras el golpe que le hacía salir del campo a diez minutos del final, dejaba paso a un Juan Villar que aseguraba que lo importante era "la victoria".
El máximo goleador del Real Valladolid informaba de que en el vestuario había "satisfacción y mucho compromiso" pero no una ilusión desmedida. El Real Valladolid tiene ahora una buena oportunidad pero sin un equipo excitado e inconsciente de su realidad. Como aseguraba Juan Villar, este Pucela sabe cómo es la categoría y va a pelear por seguir creciendo pero sin más altibajos que los de juego. Moralmente, el equipo siempre ha confiado. Ni tras la Ponferradina perdió toda la ilusión, ni ahora la mutilplica.

Un contenido de:
Ángel Velasco B.

Sábado, 13 de febrero de 2016. 19:44
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *