Kiko Olivas, Real Valladolid, sobre el Lugo - Pucela de la Jornada 32 en la Liga 1|2|3 2017/2018
Secciones

"Esto se decidirá la última semana"

Kiko Olivas, en la sala de prensa del José Zorrilla.

Kiko Olivas estará en el Estadio Ángel Carro salvo sorpresa mayúscula. El central no se ejercitó el martes por cautela, pero este miércoles lo hizo con total normalidad: "Ayer no me pude entrenar por un golpe en el partido pero hoy lo he hecho sin molestias y no hay problema. Fue algo fortuito y por precaución, hoy he estado ya mucho mejor", avanzó el antequerano.

Con las limitaciones que existen en el centro de la defensa, Olivas entiende que cunda el pánico cuando él o Calero sufren algún imprevisto: "Cuando hay algún percance con Fernando o conmigo saltan las preocupaciones, es lógico y lo entiendo, pero hay que saber llevar los golpes y las molestias, y si no habrá jugadores dispuestos a ocupar nuestra posición". Y opina sobre la adaptación de Lukas Rotpuller: "Es difícil llegar a un país o una ciudad nueva, con un lenguaje desconocido, pero en cualquier momento puede entrar".
Los centrales blanquivioleta han sido señalados desde que comenzó el curso, y todo por la escandalosa cifra de goles que ha encajado el Real Valladolid: "Nos preocupa desde principio de temporada y es una de las causas por las que no estamos mejor clasificados. Es un factor que tenemos que mejorar. Nos lo propusimos hace tiempo. Hemos mejorado los números. Un equipo que quiere estar arriba debe encajar pocos goles. Es un algo muy importante que siempre nos ha preocupado". Eso sí, no acepta que se responsabilice a los zagueros de todos los males: "Es imposible que los defensas resuelvan todo atrás... y que los delanteros metan todos los goles".

No hay explicación para lo que nos ocurre fuera de casa

Otro de los hándicaps que presenta el Pucela son los números lejos del Nuevo Estadio José Zorrilla: "No hay explicación. El equipo tiene la misma mentalidad y ambición. Este sábado tenemos una nueva oportunidad. Es un reto para esta semana que intentaremos conseguir", responde Olivas al ser preguntado por ese hecho. Enfrente estará el rocoso Club Deportivo Lugo, un "rival complicado. Un equipo que en casa es muy fuerte y grande. Si sacamos una victoria tendrá mucho más mérito".
A 11 jornadas para que llegue el final de LaLiga 1|2|3, Kiko Olivas cree que todavía puede pasar de todo: "Hace mes y medio parecía que un equipo iba a ascender y que otro no se iba a salvar. Esto se decidirá la última semana y hay que ser muy constante. Nosotros tenemos que seguir por donde vamos".
 
 
 

Un contenido de:
ElDesmarque

Miércoles, 21 de marzo de 2018. 16:18
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *