Noticias Real Valladolid | Sergio González, nuevo entrenador Real Valladolid | Perfil presentación
Secciones

¿Quién es, realmente, Sergio González?

Sergio González, nuevo entrenador del Real Valladolid hasta el final de la temporada.

Son ocho jornadas, sólo ocho, pero el Real Valladolid tiene nuevo entrenador. Tras la salida de Luis César Sampedro después de 34 jornadasMiguel Ángel GómezCarlos Suárez han confiado en Sergio González Soriano (Hospitalet de Llobregat, 10-11-1976) para dirigir la nave blanquivioleta hasta final de temporada. El catalán, que suma más de dos años sin entrenar tras su salida en diciembre de 2015 del RCD Espanyol, asume esta oportunidad como el trampolín perfecto en una categoría como LaLiga 1|2|3 que no conoce ni como entrenador ni como jugador.

Su etapa como futbolista, con 418 partidos en Primera división, 39 de Champions League, 15 de Copa de la UEFA e, incluso, 11 internacionalidades, nunca tuvo un paso por la categoría de plata del fútbol español. Por ello, esta breve etapa blanquivioleta que inicia el entrenador de 41 años le hará debutar en Segunda división tras estrenarse en el fútbol hace 23 años y dos días.

Un futbolista de gran renombre

Desde aquel debut en el Estadio de El Collao ante el Club Deportivo Alcoyano el 9 de abril de 1995, la vida del nuevo entrenador del Real Valladolid ha girado sobre el fútbol. En mucha más medida como jugador que como entrenador. Actualmente la diferencia es altísima. 660 partidos como futbolista, con dos Copas del Rey incluidas, frente a sólo 78 encuentros en un banquillo. Su caso es similar al que desde ElDesmarque Valladolid comentábamos en la previa al duelo pucelano ante el Club Gimnàstic de Tarragona.
El cuerpo técnico de Nano Rivas es inexperto en los banquillos pero un gran conocedor del fútbol desde el terreno de juego. El grupo de trabajo del entrenador de Ciudad Real suma más de 1.100 partidos. Eran jugadores expertos, pero ninguno llegó al nivel del puesto de un Sergio González por el que el RC Deportivo de la Coruña abonó el 10 de agosto de 2001 un montante de 2.800 millones de pesetas, lo que ahora sería una cifra cercana a los 17 millones de euros.
Ese cambio le catapultó la carrera y le abrió la puerta de dejar una gran estela en dos ciudades: A Coruña y Barcelona. Pese a que su carrera terminó en Valencia y, más concretamente, en el barrio de Orriols, hablar del nuevo entrenador pucelano es hacerlo de su brillante etapa en el Estadio de Riazor y del Real Club Deportivo Espanyol, único equipo que ha dirigido hasta su llegada al Nuevo Estadio José Zorrilla.

Brillante debut

Por posición de juego, concepción del fútbol o, quizás, por gusto por el deporte, la carrera de Sergio estaba condenada a los banquillos y se demuestra en el poco tiempo que tardó en hacerse con uno. Entre su último partido como jugador y su primero como entrenador, apenas trascurrieron tres años y 17 días. Desde que disputó un derbi de Valencia con el Levante UD y hasta que se hizo con el banquillo del filial perico, Sergio González no tuvo tiempo para descansar y, ni mucho menos, para desconectar. Simplemente para prepararse para el salto que le esperaba.
No quería tiempo; no lo necesita y, además, 'su' club, le pedía ayuda. Debía salvar al filial perico. Tras 22 jornadas, el equipo estaba a sólo un punto de la zona de descenso. Debía salvar la categoría y lo hizo con solvencia. Con sólo dos derrotas en 16 partidos y 32 puntos sobre 48, Sergio no se ganó la renovación sino el ascenso.
Con ese puñado de partidos en el filial, el RCD Espanyol confió en él para sustituir a Javier Aguirre. No se temía su experiencia de entrenador y se valoraba su conocimiento del fútbol y de las necesidades del futbolista. Así firmó un primer año muy elogiable. 13 victorias en 38 partidos para un brillante décimo puesto que le hizo continuar en el banquillo catalán. Seguiría sumando experiencia pero sólo por unas jornadas más. Antes de la Navidad de 2015, el Club hizo oficial su salida. Había terminado un ciclo en el que coincidió con jugadores de pasado pucelano como Joan Jordán o Hernán Pérez.
Ahora, más de dos años después de su salida del Estadio de Cornellá-El Prat, Sergio González llega a Zorrilla. Lo hace en una situación muy similar a la que le hizo debutar en un banquillo. Aquel filial espanyolista necesitaba salvarse de la quema y exigía resultados de inmediato, algo que pide el Real Valladolid desde este mismo domingo, a partir de las 16.00 horas, ante el Real Sporting de Gijón.

Un contenido de:
Ángel Velasco B.

Miércoles, 11 de abril de 2018. 07:02
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *