Nano Rivas, Gimnástic de Tarragona, ex Rea Valladolid | Segundo entrenador
Secciones

La sombra de Moreno que fue blanquivioleta

Reportar vídeo


Victoriano Rivas es desde el pasado verano el segundo entrenador del Gimnàstic de Tarragona. El ex jugador abandonó hace unos meses el juvenil del Levante para emprender su primera experiencia profesional en los banquillos. En el Nou Stadi le esperaba Vicente Moreno, del que es actualmente su sombra. Ambos han formado un grupo de trabajo que está consiguiendo que, tras 26 jornadas disputadas, el equipo tenga un colchón de 16 puntos con el descenso a Segunda B, el verdadero objetivo del club tarraconense.

 
El ayudante de Moreno se reencontrará este fin de semana con un equipo de su pasado como jugador. De los cinco clubes españoles que formaron parte de la carrera del que fue central, el Real Valladolid tiene una pequeña página. Llegó cedido al estadio José Zorrilla en la temporda 2008/2009. Procedente del Real Betis, el futbolista, natural de Ciudad Real, no tuvo su mejor año. No encontró la confianza y disputó solamente 16 partidos, siendo 12 de ellos ligueros. estas cifras tan pobres le hicieron terminar siendo el sexto jugador con menos minutos de aquella temporada en la que José Luis Mendilibar firmó la salvación en el agónico e histórico partido del Benito Villamarín.

Quinto central

Aquella temporada no deja grandes recuerdos en el actual segundo entrenador grana. Tras Luis Prieto, José Antonio García Calvo, Iñaki Bea y Javier Baraja, el ciudadrealeño tuvo un peso mínimo en el equipo al ser el quinto defensa central para Mendilibar y su equipo de trabajo. Aportó poco, no encontró confianza y, para colmo, se topó con un disgusto en la última jornada. Su equipo en aquel momento, el Pucela, se jugaba la salvación contra el equipo que tenía sus derechos, el Real Betis. El empate (1-1) de aquella inolvidable tarde del 31 de mayo de 2009 le dejaría en Segunda división la siguiente temporada.
Aquel resultado terminó de añadir dolor a una campaña que, con 28 años, aportó muy poco a aquel entrenador que intentará ayudar al Gimnàstic de Tarragona a derrotar al Real Valladolid el próximo domingo. Entre la expedición que viaje hasta tierras catalanas solo tendrá tres excompañeros. Álvaro Rubio y Borja Fernández sobre el campo y Javier Baraja en el banquillo rival. El paso de los años ha variado casi en la totalidad las caras del vestuario blanquivioleta que él conoció en 2008 y del que se despidió en 2009.

Un contenido de:
Ángel Velasco B.

Viernes, 26 de febrero de 2016. 08:00
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *