Defensa Real Valladolid | 2015/2016
Secciones

Un Pucela sin una base consolidada

Un contenido de:
Ángel Velasco B.

Miércoles, 09 de diciembre de 2015. 10:22
Once titular del Real Valladolid ante el Deportivo Alavés el pasado sábado
Once titular del Real Valladolid ante el Deportivo Alavés el pasado sábado

Miguel Ángel Portugal sorprendía el pasado sábado cuando confirmaba que repetía la línea defensiva del partido del Ángel Carro. Javi Chica, Juanpe Ramírez, Mario Hermoso y Ángel García formaban como titulares uno de los mayores problemas del Real Valladolid durante esta temporada. Con el entrenador burgalés o con Gaizka Garitano, anteriormente, el Pucela no ha podido dar continuidad a una línea defensiva. La apuesta del cuerpo técnico ante el Deportivo Alavés de poder repetir línea defensiva sólo se ha podido conseguir en cuatro tramos de la temporada. En el resto, idas y venidas para formar ocho líneas defensivas diferentes en los 16 partidos ligueros disputados.

Parece difícil poder ser una alternativa en los puestos altos de la clasificación, cómo vendía Braulio Vázquez en verano y durante los primeros meses de competición, si llegando al parón navideño el equipo carece de una estructura defensiva. El sábado pasado se pudo repetir la base irreductible con la que sueña cualquier equipo de la categoría de plata. Portugal premió el buen hacer de Lugo pero faltó la que ha sido su base desde que llegara al estadio José Zorrilla. En sus primeros cinco partidos de blanquivioleta, Samuel Llorca y Marcelo Silva fueron fijos en el eje de la defensa. Tras el partido de Lugo, en el que ambos estuvieron sancionados, alicantino y uruguayo han podido perder ese rol que, por un lado, el ex de Las Palmas lo tuvo desde el debut en Córdoba y que, por otro, el ex del Celta de Vigo se comenzó a ganar tras las dos expulsiones consecutivas de Juanpe Ramírez.

Joven pero fijo

Hasta esa expulsión ante Osasuna, Marcelo Silva era el defensa con más minutos a sus espaldas. Ahora lo es Mario Hermoso. El joven defensa madrileño se ha hecho un fijo en las propuestas pucelanas. Eliminadas las dudas iniciales y los fallos presos de su juventud e inexperiencia en el mundo profesional, el lateral zurdo ha disputado 1.223 minutos en estas primeras 16 jornadas. Entre sus actuaciones en el carril del '3' y sus últimos partidos como central, el cedido por el Real Madrid parece ser actualmente la única pieza fija de la temporada de un Real Valladolid que debe crecer en defensa y en consistencia para ser esa alternativa en los puestos altos que, ahora mismo, queda muy lejos de poder conseguir y, tan siquiera, poder aspirar a serlo.

20 goles encajados

Sin fortaleza defensiva en Segunda división cualquier equipo está sentenciado. Lo está porque la categoría de plata obliga a un fútbol serio, consistente y que más que alegría o frescura, necesita empaque, fuerza y pocos fallos en campo propio. Ganado este punto, los puestos altos están muy unidos. Están cerca como lo estuvieron con el Sporting de Gijón la temporada pasada, con la Sociedad Deportiva Éibar hace dos años o con el Elche hace tres. Mientras los asturianos encajaron 27 goles en toda la temporada, los vascos recibieron 28 y los ilicitanos 27. Actualmente, el Real Valladolid ya ha recibido 20 y lo ha hecho con Kepa Arrizabalaga en la portería. Uno de los mejores activos pucelanos de la temporada ha recibido ya 17 goles, sólo cuatro menos de los que Iván Cuellar encajó durante toda la temporada pasada.
Con estas cifras y las sensaciones que el juego y estos propios datos dejan, el Real Valladolid vive en los puestos bajos y lo hace con justicia. Gaizka Garitano no consiguió dar al equipo esa consistencia que se esperaba de su juego y, después, Miguel Ángel Portugal no ha dado con la tecla para confirmar los detalles que han dejado alguna de las actuaciones defensivas del equipo. Pese a encuentros buenos en la línea más retrasada, el equipo no termina de carburar en aquello en lo que la Segunda división es implacable y que ahora deja al Pucela como decimoséptimo clasificado.
 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *