Fichajes Real Valladolid | Borja Herrera | Perfil presentación | Análisis | Real Valladolid 2017/2018 Mercado invernal | Noticias Real Valladolid
Secciones

¿Quién es, realmente, Borja Herrera González?

Un contenido de:
Ángel Velasco B.

Jueves, 25 de enero de 2018. 19:36
Borja Herrera, cedido por Las Palmas, tercer fichaje invernal.
Borja Herrera, cedido por Las Palmas, tercer fichaje invernal.

El mercado de invierno para el Real Valladolid ha estado marcado por la necesidad del equipo de Miguel Ángel Gómez de hacerse con un lateral izquierdo. Tras la salida de Ángel García a la Cultural y Deportiva Leonesa y comprobar que Luis César Sampedro no cuenta con Nacho Martínez, al usar a Javi Moyano como lateral zurdo, la dirección deportiva pucelana ha rastreado el mercado en profundidad para hacerse con un '3' que pudiera cumplir las exigencias del Club y del cuerpo técnico. Tras una amplia búsqueda, ese jugador es Borja Herrera González (Las Palmas de Gran Canaria, 08/01/1993). El ex de la Unión Deportiva Las Palmas llega cedido hasta final de temporada.

Tras Christopher Ramos y Nouh Al-Mousa, Borja Herrera es el tercer fichaje invernal del Real Valladolid. Con su incorporación se detalla la línea defensiva y se potencia ese perfil que desequilibraba los planes del equipo. Se trata de una cesión, sin opción de compra, de un futbolista que llega al Nuevo Estadio José Zorrilla en busca de minutos profesionales. Siendo un fijo en el filial amarillo, el salto al primer equipo le ha costado y en Valladolid quiere ampliar los 420 minutos disputados hasta la fecha.

Otro Antoñito

Con 25 años recién cumplidos, hablar de la carrera del nuevo jugador del Pucela es hacerlo de una visión muy ofensiva. Cumple el patrón de Antoñito Regal pero cambiado de banda. Zurdo en sus golpeos, Herrera fue en la base y en sus primeros años en Segunda división B y Tercera un jugador ofensivo. Extremo izquierda e, incluso, mediapunta fueron las demarcaciones de un futbolista que sólo ha vivido una salida de su tierra. Formado, principalmente, en la Asociación Deportiva Huracán no fue hasta su salida al Club Deportivo Tudelano en la temporada 2013/2014 cuando la Unión Deportiva Las Palmas se fijó en él.
Lo firmó para la temporada 2014/2015, aquélla que supuso el descenso del filial amarillo. Tras la debacle ante el Fútbol Club Cartagena en el play out, Herrera continuó en Tercera división para, con paciencia, vivir la que es, hasta la fecha, la temporada más importante de su carrera. Hablar de la temporada 2016/2017, es decir, de la pasada, es hacerlo de la explosión del jugador. Reconvertido ya oficialmente a lateral izquierdo, el nuevo fichaje del Real Valladolid fue capital para el ascenso del filial.
Fue una de las piezas clave del éxito que tuvo su premio muy pronto. En la confección de la actual plantilla, la dirección deportiva amarilla no dudó en hacerle un hueco al futbolista. Con ficha profesional y el dorsal 15 a la espalda, Borja Herrera comenzó un sueño del que se ha tenido que despertar en este mercado de invierno.

Apuesta de Márquez

La apuesta inicial por él era clara. Junto a él ascendía su entrenador. Manolo Márquez se hacía cargo del primer equipo amarillo. Citado para dos de los primeros cinco partidos ligueros, Herrera cumpliría su sueño el pasado 24 de septiembre. En la derrota (0-2) ante el Club Deportivo Leganés, el grancanario disputaba sus primeros minutos con el primer equipo. Márquez confirmó la apuesta por él de la misma forma que presentó la dimisión.
El míster se marchaba y la Unión Deportiva Las Palmas comenzó un peregrinaje de tres entrenadores que sólo ha rebotado un puñado de partidos en el nuevo jugador del Real Valladolid. Con ello, el Pucela ha aprovechado la oportunidad que le ha ofrecido el mercado y los importantes cambios en el club amarillo y se ha hecho con la cesión de un jugador que cumple es perfil de lateral que Luis César Sampedro siempre ha querido. Sobre la base, Borja Herrera es ese lateral profundo, incisivo y de buen golpeo que el entrenador gallego ha querido en sus equipos.
Ahora, tras el cambio de estilo del Real Valladolid, un lateral ofensivo, profundo y que sepa equilibrar su juego parece más determinante aún. Con muchos detalles que mejorar y la necesidad de explotar a nivel profesional, Borja Herrera hace las maletas por segunda vez en su carrera. En 2014 fue la primera y el Club Deportivo Tudelano le abrió la puerta del Estadio de Gran Canaria.
Ahora, cuatro años después, el billete de ida le manda a Valladolid. Tras el 30 de junio, momento en el que terminara su cesión en Valladolid y su contrato con Las Palmas, será momento de analizar las prestaciones que ha ofrecido el jugador y la inversión que se puede hacer en él.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *