Cartagena - Celta B | Fase Ascenso Segunda | Derrota en Cartagonova y Eliminación
Secciones
FC Cartagena
1-0
Celta B

El filial se estrella con el 'otro fútbol' del Cartagena

Celebración de Gaspar y Aketxe (Foto: FC Cartagena).

Se acabó el sueño del Celta B, el filial que fue el único equipo que intentó jugar en Cartagonova, se estrelló con el 'otro fútbol' del Cartagena. Todo le salió de cara al cuadro murciano que se encontró en el minuto tres con un gol de falta directa que les permitió defender, a base de interrupciones y pérdidas de tiempo, su ventaja hasta el final. Los de Rubén Albés apenas gozaron de ocasiones claras para empatar en un partido donde el árbitro transigió todo a los locales hasta el punto de comerse un claro penalti a Dennis Eckert.

 
Veinte segundos, es lo que tardó el filial en hacer daño a la zaga cartagenera, un centro de Eckert al segundo palo donde Juan Hernández remató de primeras al palo corto. Pau Torres, con sus pies, mandó el balón a saque de esquina. No tardó en responder el Cartagena, un error de Ros, propiciando una falta en la frontal permitió a Gaspar batir a Sotres con un ajustado lanzamiento directo.
El tanto local no amilanó a los de Rubén Albés, bien plantados sobre Cartagonova retomaron el control del juego gracias al buen hacer de Kevin y Drazic.  El serbio dispuso de un disparo desde la frontal para lograr el tanto del empate antes de que Cordero pidiese el cambio. El mediocentro del Cartagena aguantó 18 minutos sobre el campo antes de ser sustituido por Benito.
El 'otro fútbol' del Cartagena, protagonista de un choque con constantes interrupciones y pérdidas de tiempo.
Las continuas interrupciones y pérdidas de tiempo de los de Monteagudo impedían que el Celta se acercase con claridad a la meta de Pau Torres. Los locales muy intensos en la marca sólo se acercaban a la meta celeste a base de jugadas a balón parado bien defendidas por un filial que gozaba de muy pocas opciones de lograr el tanto del empate.

Eckert, doble protagonismo

Esta llegó al filo del descanso, en el minuto 40 Dennis Eckert, que en el partido de ida estuvo desacertado, dispuso de un disparo que cruzó demasiado y se fue pegado al palo diestro de Pau Torres. El hispano alemán fue de nuevo protagonista al ser objeto de un penalti en el 44, pero el colegiado valenciano obvió el claro derribo sobre el ariete celeste. 
Sotres, ya con el tiempo cumplido salvó al Celta B de encajar el segundo con una buena estirada que respondía al cabezazo de Rubén Cruz antes de que Fernández Vidal señalase el camino a los vestuarios. Los de Rubén Albés habían pagado muy caro la falta de Ros al comienzo del choque pero se mantenían vivos en la eliminatoria, a un sólo gol de la clasificación.
La vuelta al campo no varió la dinámica del encuentro, los celestes seguían encontrando muchos problemas para generar peligro y el Cartagena, con un fútbol pegajoso y nada lucido, buscaba que los minutos pasasen sin que nada sucediese. El objetivo de los de Monteagudo era bajar las pulsaciones del partido al mínimo y lo estaban logrando ya que el reloj avanzaba de forma inexorable mientras que el Celta se estrellaba ante el 'oficio' del Cartagena.

Drazic, manso

Fue el serbio, en el minuto 67, el que gozó de la primera oportunidad clara de la segunda mitad. Tras un buen dos contra uno Dejan Drazic remató muy flojo desde dentro del área cartagenera. Su disparo fue directo a las manos de Pau Torres, el Celta caía en la maraña local sin que apareciesen soluciones desde el banquillo comandado por Rubén Albés.
Eckert, con un cabezado desviado por Mejías y Kevin, con un disparo desde la frontal agitaban el ataque celeste a falta de un cuarto de hora para el final. El Celta ya jugaba a tumba abierta, Pau se sacaba de encima un potente remate de Brais Méndez, el rechace era para Eckert que con los tacos rozó el palo largo de la meta blanquinegra.
El Cartagena perdía más y más tiempo, Rubén Albés daba entrada a Aarón Rey y Molina para el último asalto. El onubense lo intentaba en el 88 con un disparo muy lejano que se iba por encima de la portería de Torres. El sueño del ascenso moría en Cartagonova, ante un equipo veterano, experimentado y que se encontró con un gol a balón parado para hacer lo que mejor saben, no jugar al fútbol. 
 
 

Un contenido de:
Alberto Bravo

Domingo, 10 de junio de 2018. 18:37
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *