Crónica Granada-Celta | Primera División Jornada 16
Secciones
Granada CF
0-2
Celta de Vigo

El Celta aprende a ganar sin Nolito

Reportar vídeo


El Celta se va a las vacaciones de Navidad con los deberes hechos tras vencer con claridad por 0-2 al Granada. Los goles de Iago Aspas y Orellana en la primera parte dejaron el partido encarrilado al descanso. Es el primer triunfo sin Nolito desde que el gaditano juega en Vigo. Los vigueses están a tres puntos de igualar su mejor primera vuelta de la historia a falta de tres partidos.

El día de las elecciones, Berizzo votó por el cambio y apostó desde el inicio por Rubén Blanco y Señé. Con un once con tantas novedades, al conjunto celeste le costó hacerse con el dominio del partido. Los locales tenían más la pelota, pero con muy poca pegada ante una defensa muy seria. La tónica de la igualdad se rompió en el minuto 21. Pared fantástica entre Señé y Iago Aspas que rompió a la zaga andaluza. El catalán solo ante Andrés Fernández, prefirió regalarle el gol a Orellana, que solo tuvo que empujar la pelota. El chileno celebró el tanto encarándose con su antigua afición al ponerse las manos por detrás de las orejas.
Con ventaja en el marcador, el Granada se vino abajo y el Celta lo aprovechó para adueñarse por completo del encuentro. A la media hora de juego, un centro chut de Señé pegó en el larguero. El rechace le cayó a Bongonda, que remató en semifallo a la pierna de Babín. Avisaba el equipo vigués con Orellana como arquitecto de las jugadas de ataque. Además de crear fútbol, el mediapunta hizo un gran trabajo en tareas defensivas. Mientras, Success era el único jugador del cuadro nazarí que generaba peligro.
Al filo del descanso, Señé volvió a mostrar su calidad con un buen pase a la espalda de Biraghi. Jonny recibió la pelota pegado a la línea, vio el desmarque de Iago Aspas y le puso un balón perfecto para que el delantero celeste definiese al primer toque dentro del área pequeña.
Preciosa y rápida jugada del Celta que dejaba muy tocada a la escuadra andaluza. En busca de la remontada, Sandoval metió a El Arabi tras el paso por los vestuarios para intentar la remontada. La ofensiva local no fue tan potente como se esperaba gracias al notable trabajo de la defensa celeste. Success cambió de banda para buscarle las cosquillas a Planas. El nigeriano puso en aprietos al lateral zurdo, aunque su poca madurez casi le cuesta caro. Tras un agarrón del catalán, el extremo le lanzó una patada que no le tocó por poco. Rozó la expulsión Success. Pasaban los minutos y los problemas crecían para el Granada. Rochina tuvo que dejar el campo tras dislocarse el hombro.
El guion no cambió en los últimos minutos y el Celta no vio peligrar la victoria en ningún momento. Señé siguió haciendo diabluras y rozó el tanto tras una jugada personal que desbarató el portero local. Por si había alguna duda de la profesionalidad de Augusto Fernández, el capitán celeste demostró no estar descentrado por su inminente traspaso al Atlético de Madrid.
 

Un contenido de:
Marci Varela

Domingo, 20 de diciembre de 2015. 18:09
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *