Crónica Celta-Valencia | Primera División Jornada 11
Secciones
Celta
1-5
Valencia

Frenazo a la ilusión

Nolito no pudo superar a un inspirado Jaume | EFE

Ni en las peores pesadillas el Celta imaginaba perder por 1-5 contra un Valencia que llegaba en horas bajas. La realidad fue que el conjunto che controló el centro del campo y aprovechó al máximo los errores defensivos de los defensas locales para lograr una goleada exagerada para lo que se vio en el terreno de juego. Parejo y Alcácer marcaron las diferencias en una tarde gris de las estrellas celestes.

Desde el pitido inicial se vio a un Valencia bien posicionado y realizando una presión alta que tenía maniatado al Celta. Los de Nuno mandaban en el juego y tardaron doce minutos en hacerlo en el marcador. Paco Alcácer y Parejo fabricaron una jugada que finalizaba el primero con un disparo cruzado que no consiguió desviar Sergio. El tanto encajado espoleó a los vigueses, que poco a poco se hicieron con el mando del partido. La primera oportunidad llegó en un córner botado por Wass que Iago Aspas mandaba a las nubes dentro del área.
Mediado el primer acto, los locales lograron el empate. Un saque de esquina botado por Nolito lo cabeceaba primero Pablo Hernández, después Wass y Augusto lo ponía en la red en el segundo parte. Grave error del equipo valencianista, que dejó rematar a placer a los tres jugadores que participaron en el tanto. Tres minutos después de esta acción se produjo la jugada polémica que pudo cambiar el signo del choque. Javi Fuego derribó al Tucu cuando se iba en solitario cara a puerta y el balón le quedó a Wass, que lo metió en la portería che con una gran derechazo. Sin embargo, el colegiado pitó la falta y no dio la ley de la ventaja ante las protestas del público de Balaídos.
Le costó reaccionar al Valencia, pero cuando lo hizo, decidió el partido. Al filo del descanso, Parejo puso la pelota en la escuadra en un libre directo al borde del área. Precioso tanto del capitán visitante y palo psicológico al Celta. Nada más comenzar el segundo tiempo, Jonny le regaló el balón a Paco Alcácer, que se deshizo de Sergio con un amago para poner el 1-3 en el marcador. Pese al duro golpe recibido, los hombres de Berizzo no se rindieron y a la hora de encuentro rozaron el segundo tanto. Un tiro de Iago Aspas pegó el palo; el rechace lo cogió Nolito y su remate a bocajarro lo sacó Jaume con una parada milagrosa. Del 2-3 se pasó al 1-4. Rápida combinación entre Parejo y Alcácer y el centrocampista definió con un toque sutil aprovechando el agujero defensivo vigués.
Con ese tanto se terminó el partido, ya que la escuadra celeste no consiguió reponerse del enésimo varapalo che. Con todo sentenciado, la afición local comenzó a jalear a los suyos para agradecer el magnífico inicio de temporada del equipo y demostrando que estarán con ellos hasta en los peores momentos. En medio de los aplausos, Mustafi remataba la faena con un cabezazo a bocajarro a centro de Parejo.
Nuno coge aire después de este gran triunfo y el Valencia se queda a dos puntos de la zona Champions. En el partido más tenso de la temporada, los jugadores che demostraron que están con su entrenador. Por su parte, el Celta suma su segunda derrota consecutiva en casa y, de esta forma, se rebaja la euforia entre los aficionados, ya que, de puertas para fuera, cuerpo técnicos y futbolistas mantienen el discurso de la prudencia a la hora de soñar con Europa.
 
 

Un contenido de:
Marci Varela

Sábado, 07 de noviembre de 2015. 17:42
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *