Fichajes Celta B: Perfil de Ibán Salvador | Así es el Atacante
Secciones

Un fichaje estrella para el Celta B

Un contenido de:
María Naranjo - Ángel Velasco

Miércoles, 11 de julio de 2018. 12:24
Ibán Salvador celebra uno de sus goles con el Real Valladolid (Foto: LaLiga).
Ibán Salvador celebra uno de sus goles con el Real Valladolid (Foto: LaLiga).

El Celta de Vigo ha firmado la llegada de Ibán Salvador Edu para su filial (Hospitalet de Llobregat, 11/12/1995) para las próximas dos temporadas con opción a tres más. Un jugador que cumple los requisitos de ser un refuerzo para el ataque y un futbolista polivalente. Así es el nuevo miembro de la plantilla del Celta B.

Zurdo de ataque que puede jugar como '9', en segunda línea e, incluso, acostado a una banda, llega para reforzar  al primer equipo. Procedente del Real Valladolid, donde ha militado en las dos últimas campañas, Ibán Salvador debutó en Primera división con el Valencia CF ante el FC Barcelona en febrero de 2016.

Internacional por Guinea Ecuatorial, su fichaje por el Celta supone el gran salto que esperaba el futbolista para dar un paso adelante en su carrera. Tras tres temporadas consecutivas en Segunda División B, llegó al Pucela para disputar su primera campaña como profesional y ahora, tras jugar 54 partidos como blanquivioleta, repartidos en 2.975 minutos y anotando cinco goles.

Precoz en Hospitalet

Cuando el 4 de agosto del 2014 el Valencia Mestalla hizo oficial la llegada de Ibán Salvador, el club ché calificó al futbolista como la mayor potencia de la cantera del CE L'Hospitalet. Pocas veces un comentario fue tan acertado.

Sin haber llegado a la mayoría de edad, Miguel Álvarez le hizo debutar con un equipo de Segunda B en Copa del Rey. Fue una breve experiencia mientras seguía creciendo en las filas del juvenil catalán. El año siguiente, más maduro en su juego, tanto Martín Posse, exdelantero del Espanyol, como Kiko Ramírez confiaron en él y le hicieron un fijo en las alineaciones.

En un equipo que se quedó a solo un gol de llegar a Segunda división al quedar eliminados (2-1) por el Leganés en una apretada final, el atacante disputó 1.390 minutos, repartidos en 26 encuentros. Las 17 titularidades de la temporada demostraban que el futbolista estaba para cotas mayores. Pese a tener solo 18 años, el club que le dio la oportunidad y que lo formó hasta llegar al mundo semiprofesional se le quedaba pequeño. Ante esta petición de retos, el futbolista fue traspasado al Valencia en una operación muy satisfactoria para los catalanes.

Su actitud, un hándicap

El Valencia firmó un futbolista que siempre había demostrado hambre de éxitos. A veces, incluso, ese hambre por llegar a grandes éxitos le ha llevado a ser impetuoso. Como él mismo reconocía hace dos años en su presentación con el Valladolid, el número de cartulinas amarillas tiene que rebajar. Sólo en la última campaña ha visto 14, y otra en Copa del Rey.

En su periplo en Valencia vio 35 tarjetas. El promedio de una amonestación cada 96 minutos demuestra que el futbolista tiene potencial pero que para llegar a los objetivos marcados debe rebajar algunas actitudes.

Dejando a un lado ese ímpetu, sobre el terreno de juego se ha visto un jugador de talento y velocidad. Con balón o sin él, Ibán tiene una gran rapidez. Ejecución rápida y buen juego al contragolpe le hacen estar señalado como un potencial de futuro en el fútbol español.

Con el desparpajo que le caracteriza, ya es internacional por el país del que es natural su abuelo y que le llevó a firmar grandes actuaciones en la Copa África 2015. En el torneo disputado en la propia Guinea Ecuatorial, y en el que el país anfitrión terminó en una digna cuarta plaza, Ibán Salvador disputó 286 minutos y anotó un gol.

Un futbolista de futuro el que ha firmado el Celta B para las próximas dos campañas, aunque podría vestir de celeste durante tres años más.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *