Fontàs apura su recuperación en una cámara hiperbárica | Noticias Celta
Secciones

Fontàs acelera su recuperación en una cámara hiperbárica

Reportar vídeo


La medicina deportiva sigue avanzando a pasos agigantados. Esto lo está comprabando Andreu Fontàs, que continúa avanzando en la recuperación de su lesión (tendinosis en el talón de Aquiles) con la más moderna tecnología existente.

El jugador del Celta está realizando diversas sesiones en una cámara hiperbárica perteneciente al CIVI, centro médico ubicado en O Castro, que acelera de manera notable los tiempos de recuperación. La clínica dispone de la mayor cámara hiperbárica privada de España, con 14 plazas, además de la resonancia abierta con mayor resolución de las existentes en la ciudad.  La mecánica de las terapias de esta cámara hiperbárica que está utilizando el catalán se basa en el principio médico que reconoce al oxígeno como un elemento fundamental para la cicatrización de las heridas y fracturas. Las lesiones traumáticas características del deportista producen daños en los tejidos e hinchazón, impidiendo el flujo normal de oxígeno en la zona lesionada. A su vez, las áreas hinchadas producen células que necesitan un alto nivel de oxígeno. Por lo tanto, los tejidos que se encuentran lesionados demandan una gran cantidad de oxígeno en el momento menos indicado para obtenerlo.  Una forma efectiva de aumentar sensiblemente el contenido de oxígeno en la sangre es disolver grandes cantidades del mismo en el plasma. Con el cuerpo sometido a una presión atmosférica mayor del nivel normal, la cantidad de oxígeno disuelto en el plasma se incrementa hasta 23 veces, permitiendo que los tejidos dañados obtengan la cantidad adecuada y sanen rápidamente.  Además, la presión elevada de oxígeno reduce el flujo sanguíneo en un 20 por ciento, disminuyendo la presión sanguínea en los capilares y en consecuencia la inflamación. Igualmente la mayor concentración de oxígeno ayuda a la eliminación del ácido láctico y con ello la fatiga.

Palabras del médico

El doctor Jesús Cordeiro, responsable de CIVI, destaca que esta cámara "se usa tanto para lesiones deportivas como para enfermedades, en este caso la más habituales son las lesiones producidas por la radioterapia, la lesiones de las úlceras crónicas que no van bien con ningún método de curación y los problemas de muy mala circulación en las piernas".  Precisa el médico que "en lesiones deportivas es efectiva tanto en las que afectan a huesos como a músculos o ligamentos" y añade que "en las fracturas ayuda a recortar el periodo de curación y en músculos y tendones va muy bien en situaciones de roturas fibrilares y en todos los procesos en los que hay edema e inflamación reduce el periodo de recuperación por los efectos del oxígeno".  El CIVI dispone además de la resonancia no claustrofóbica de mayor resolución de Vigo. Esta resonancia magnética tiene la particularidad de ser aceptada por los pacientes claustrofóbicos y niños, sin necesidad de sedación, incluso para pacientes obesos que no se pueden realizar el estudio en las resonancias convencionales. En el ámbito deportivo, en algunos tipos de lesión resulta más cómoda para el paciente e incluso para el estudio debido a la posibilidad de un mejor posicionamiento.

Un contenido de:
Marci Varela

Martes, 15 de diciembre de 2015. 16:42
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *