Noticias Fútbol Aragonés | El CD Ebro gana en Peralada y se pone quinto

El Ebro no para de crecer

Reportar vídeo

1       

Sigue la racha triunfal del CD Ebro, que suma su cuarta victoria consecutiva y el sexto encuentro sin conocer la derrota. La victoria en Peralada (1-2), unido al  empate del Badalona en casa ante el Formentera y la derrota del Lleida en Elche, pone a los de Emilio Larraz en la quinta posición y un punto del playoff. La participación en la Copa del Rey está en las manos del equipo arlequinado.

El partido comenzó con el típico tanteo entre los dos equipos, pero los de Emilio Larraz muy pronto rompieron las hostilidades. Javi Cabezas se internó por la banda derecha y, cuando iba a entrar en el área, fue objeto de falta por medio de Diaby. Borja Martínez la botó con su izquierda buscando el gol, rechazó un defensa con la cabeza y el balón fue a Mainz, que remató pero vio como otro defensor le sacó el balón bajo palos. El rechace mandó el esférico hacia el palo contrario donde se encontraba Gerrit, que no perdonó y batió a Marc Vito de un fuerte zurdazo.
El Peralada vio rota una racha de no encajar gol que ha durado ocho partidos, pero no se vino abajo. Se hizo dueño de la posesión, pero una posesión que solo le valió para la estadística. Sus aproximaciones fueron perfectamente controladas por los arlequinados, siendo sus únicas jugadas una que acabó con el delantero en fuera de juego, un centro desde la izquierda que no encontró rematador porque Michele atajó a tiempo y, posteriormente, un cabezazo flojo que detuvo Salva. El CD Ebro se acercó en un par de ocasiones, marcando Michele de cabeza tras un saque de falta, pero el asistente vio la clara posición de fuera de juego. A poco del descanso, una buena combinación la finalizó Adri Cuevas con un disparo alto.
Sorprendió el CD Ebro al Peralada en los primeros minutos de la reanudación, con una presión alta que dio sus frutos en forma de dos córners en apenas tres minutos. No hubo premio en el primero, pero sí en el segundo. Javi Cabezas lo botó desde la izquierda de nuestro ataque, muy cerrado, cortando el centro un defensor con el pecho. Mainz se encontró con el esférico estando de espaldas a la portería, pero en una acrobática posición lo remató al fondo de la red con el talón de su pie derecho.
Acusó el golpe el conjunto local, entrándose en una fase donde el juego no salía del centro del campo y las aproximaciones fueron muy escasas. Realizó un cambio el cuadro local, buscando más mordiente, pero sin resultados. Tuvo que ser en una falta de Ubay, muy rigurosa, en la media luna del área la que metió a los locales en el partido. Álamó no buscó superar la barrera, sino que disparó fuerte hacia el lado que defendía Salva, sorprendiéndole y poniendo el 1-2 en el marcador.
No se vino abajo el conjunto visitante, pero una buena jugada de ataque local dejó a Andzouana solo ante Salva, lo regateó y remató a gol aunque algo escorado. Pero nuestro guardameta estuvo soberbio y mandó el balón a córner. Se adueñó del balón el conjunto local y dominó, sobre todo en el último cuarto de hora, pero no generó ocasiones de peligro pues la defensa zaragozana estuvo sensacional. Tan solo, en el minuto 84, hubo un acercamiento local con un disparo desde dentro del área de Manel que detuvo Salva muy bien colocado. Los últimos minutos, más el añadido, fueron un querer y no poder del Peralada, colgando balones a los que los defensores del CD Ebro respondieron con solvencia.

Un contenido de:
ElDesmarque

Lunes, 30 de abril de 2018. 08:39
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *