Real Zaragoza Noticias | Blog de Jesús López | Balones fuera

Gracias, Álex Remiro... Gracias, Borja Iglesias

Un contenido de:
Jesús López

Miércoles, 25 de abril de 2018. 10:16

Reportar vídeo

Gracias, Álex Remiro. Gracias, Borja Iglesias. Habéis tenido que llegar vosotros, forasteros, para clamar naturalidad entre clubes y aficiones vecinas. Una frase y una imagen. Estampa de cordialidad. Rivales, unidos por la cuatribarrada, que quisieron tener un detalle en el día de Aragón. Una felicitación acompañada por un abrazo, que no hubiera estado de más –digo yo- en un almuerzo inexistente de directivas. No es la idea abrir heridas, sino apretar el vendaje.

Demostración de estar por encima de una rivalidad sin sentido, de community managers pretenciosos, de complejos de inferioridad, superioridad, de coros insultantes o futbolistas despechados. Un gesto honrado. Los aragoneses, que con gusto os han acogido durante esta temporada, se sienten orgullosos de que forméis parte de su historia. Socialmente: tweets con significado y significante. Deportivamente: goles y paradones en cada partido.
Vosotros sois portavoces de la mayoría silenciosa. La que no pega voces, no quiere que le vaya mal al prójimo o no se encierra en discursos de “lo mío lo mejor” y el “tú más”. Con un mensaje habéis humanizado a dos símbolos casi regañados. Algo que ni la A-23, ni lobbies generosos, consiguen todavía a día de hoy. Pero no voy a ser yo -pobre de mí- el que diga que hay mala relación entre el Real Zaragoza, la SD Huesca y los actores que les rodean. Mentiría.
También disfrutamos viendo a periodistas de ambos equipos trabajando codo con codo la semana previa al partido, con la fotografía de seguidores blanquillos y azulgranas compartiendo cerveza y merendola, los intercambios de bufandas o la bandera de Aragón sobre el césped de La Romareda, entre otros detalles. Un bolo diferente en esta larga e intrépida campaña. Algunos vivieron una fiesta y otros se enfadaron con el mundo. Cuestión de perspectiva.
No requiere más extensión esta primera entrada de ‘Balones fuera’, donde, paradójicamente, se hace lo contrario. Todos nos conocemos la historia, sabemos bien nuestro lugar y depende de cada uno el aceptar los términos y condiciones que el fútbol y la vida nos ponen en el camino. Solo deseo que si sigue siendo necesario escribir sobre el tema al curso que viene, la guerrilla se esté disputando entonces en Primera División. Gracias, Álex Remiro. Gracias, Borja Iglesias. Un día, el palabrerío y las buenas intenciones se harán realidad. Todos seremos un poquito más felices.
 

 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *