Noticias Zaragoza | Opinión | Pedro Bellido escribe sobre Sergio Gil en el blog El Último Berrido

Hacer el gil, ser Gil

Reportar vídeo


Cada vez que pasa, sucede. Cada vez que un jugador de la cantera despunta y su renovación está encima de la mesa, la máquina de repartir zaragocismo se pone en marcha. Si el club no le convierte en el mejor pagado de la plantilla (aunque haya jugado dos partidos) aquí no se cuida la cantera. Si el jugador no acepta lo primero que le ponen encima de la mesa (sea lo que sea) el chaval es un mercenario.

 
Mientras suena la barra de bar, en la cocina se cuece la verdad, que no es nada más que dos placas tectónicas chocando en busca de colocar mejor sus intereses. Y ahí pocos, por no decir nadie, hacen el gil. Por más que Sergio lo sea con mayúscula.
No me creo ni harto de garnacha -y sé de lo que hablo- que en el Zaragoza estén haciendo pública toda la verdad cuando aseguran que la cláusula unilateral por la que renuevan el contrato del chico es legal. Más que nada, porque en los últimos años se han tumbado contratos de ese tipo a cascoporro.
Y tampoco me creo ni harto de tempranillo –y sé de lo que hablo- que el chico y sus representantes estén actuando con mala fe. Más que nada porque supongo que ahora mismo, habiendo hecho lo que ha hecho a estas alturas de su incipiente carrera profesional, la mejor opción para Sergio Gil es seguir en el Zaragoza.
El Real Zaragoza no hace el gil, y me gustaría saber cuáles son sus verdaderos intereses. Las intenciones, para mí, están más que claras… digan lo que digan.
Sergio puede hacer el Gil lo que quiera. Al fin y al cabo es su carrera.

Un contenido de:
Pedro Bellido

Miércoles, 25 de mayo de 2016. 19:22
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *