Blog | Jorge Oto | Entre líneas

Rico y poderoso

Reportar vídeo


26 de abril del 2015. El Real Zaragoza se juega en La Romareda gran parte de sus aspiraciones de acceder a los play off. Para ello debe ganar imperiosamente al Numancia y asaltar la sexta plaza hasta entonces en poder de la Ponferradina, a la que rendiría visita una semana después. A escasos cinco minutos del final, Diego Rico accede al campo en lugar de Jaime –autor del tanto que, a la postre, dio el triunfo a los aragoneses—y un considerable sector de su afición lo recibe con silbidos, improperios y algún que otro insulto. El Zaragoza gana, pero Rico, un chaval procedente de la cantera, queda marcado.

Domingo, 28 de febrero del 2016. Diego Rico provoca dos expulsiones del Lugo y vuelve a ser clave en una victoria que mantiene a los zaragocistas en la lucha por todo. Ni rastro de aquellos silbidos. De hecho, el burgalés se ha ganado hace tiempo a pulso el aplauso unánime de todos los sectores del zaragocismo. Y lo ha hecho a base de pundonor, sacrificio, alma y corazón.
Rico venció donde la mayoría cae. Aquella tarde de abril se hubiera llevado por delante a cualquiera: canterano o foráneo, joven o veterano, bueno o peor. Porque la severidad de La Romareda no entiende de condiciones. Que le pregunten a Cani. O a Higuera. O que los más veteranos recuerden cómo la sufrió Lapetra. Y muchos claudican, abandonan, se rinden. Solo los más fuertes se reponen. Ahora, revertir la situación y convertir el grito en aplauso solo está al alcance de unos pocos.
Rico es uno de ellos. Pocos dudaban de su concurso el pasado domingo a pesar del lastre de un tobillo maltrecho. Porque el lateral entiende el fútbol como la vida: una lucha constante. Por eso no se le escucha ni una queja. Ni siquiera aquella tarde en la que los suyos le negaron. Cuando otros habrían bajado la cabeza y mirado para otro lado, él apretó los puños y pregonó a los cuatro vientos que la rendición no era una opción. Es una cuestión de respeto: hacia la afición, hacia este juego, hacia la vida y, sobre todo, hacia uno mismo.
La Romareda abraza a Rico porque él se lo ha ganado. Hay quien admite que aquella tarde se equivocó al silbar a uno de los suyos apelando a que, con sus errores, el canterano siempre dio la cara. Los hay que defienden aquellos silbidos y los consideran, de hecho, claves en la transformación del futbolista. Y los hay –también desde la prensa—que se resisten al halago y esperan con la escopeta preparada para volver a la carga.
Seguramente, Rico no está entre los mejores laterales de la historia del Real Zaragoza, pero, con 23 años recién cumplidos y un amplio margen de mejora, ha logrado ya lo que muchos no consiguen en toda su carrera: hacerse futbolista. 

Un contenido de:
Jorge Oto

Jueves, 03 de marzo de 2016. 16:10

2 comentarios

  1. Luis Miguel Nebra

    Definitivamente sí... La afición del Zaragoza es dura y severa, castiga muchas veces al canterano en detrimento de quien ; muchas veces, ha sido fichado a bombo y platillo y que muchas veces no ha rendido como se esperaba. Cani, Ander Herrera, Zapater, Lafita, Generelo....
    Pero si que es verdad que este chaval con 23 años está demostrando madurez cuando otros hubieran mostrado rendición.... y eso debe ser el principio para recuperar ese espíritu Zaragocista... Zaragoza no se rinde!!!!
    Gracias Sr. Oto por estas sabias apreciaciones. Un saludo

  2. Jose Rodríguez Benitez

    Felicitaciones por su articulo D. Jorge Oto sobre nuestro gran lateral RICO. Un servidor tambien era de los que criticaban al burgales porque el descubridor y que lo puso por primera vez fue Paco Herrera y en aquella temporada todos los extremos se iban una y otra vez de Rico. Pero eso si desde queel serbio le dio continuidad y a partir de los play-0ff hasta este momento el cambio de RICO es y ha sido muy positivo y para bien. Aparte es una autentica roca el otro dia lo demostrò frente al Lugo recien salido de las patadas que recibiò en Pamplona y ahi estaba RICO dando la cara por los colores blanquillos. Titular indiscutible con Paco Herrera con el serbio y con Lluis Carreras. Es un EJEMPLO a seguir nadie le ha regalado nada solo su trabajo, esfuerzo y ganas y podemos tener un lateral para muchos años mi mas cordial enhorabuena RICO.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *