Crónica, Almería-Zaragoza Jornada 23 Segunda división 2015-206
U.D. Almería
2-1
Real Zaragoza

El experimento de Carreras lleva al Zaragoza al caos

Manu Herrera volvió a la portería. (Foto: Dani Marzo)

Mal partido del Real Zaragoza en Almería con una alineación llena de sorpresas. Manu Herrera sustituía a Bono, Mario volvía a ser titular después del último partido de la temporada pasada, Campins que llegaba el jueves por la noche era el lateral derecho y el sello de la cantera lo ponía Tarsi en el centro del campo. Golpe de timón en toda regla que no sirvió para nada.


La revolución de Lluis Carreras con la introducción de cuatro caras nuevas en el once precisaba como mínimo de tiempo de adaptación. Quizá por eso, el Almería comenzó dominando y demostrando quien era el equipo local. En apenas ocho minutos el conjunto andaluz había provocado cuatro saques de esquina. Tras ese acoso inicial de los almerienses, el partido entro en una fase de alternativas y no tuvo dueño.
Poco le duró la tranquilidad al Zaragoza. A pesar de los cambios el equipo aragonés no encontraba el camino y ni siquiera se asomaba por los dominios de Casto. En 44 minutos ni una llegada con intención, ni un tiro a puerta. Lo único destacable en la pobre actuación zaragocista en esos primeros minutos en los Juegos Mediterráneos fue la fuerza de Vallejo. Este detalle lo resume todo. El escasísimo bagaje ofensivo del Real Zaragoza en este tiempo lo protagonizó Hinestroza y no fue nunca con peligro.
Pero el fútbol es caprichoso y no entiende de justicias. La mejor ocasión del primer periodo fue, sorprendentemente, para el equipo zaragocista; Pedro tuvo el gol en sus botas, pero Casto, en su primera actuación de la mañana, respondió con un paradón.

DOS GOLPES MORTALES DE CHULI

El descanso no cambió mucho el panorama. Es más, lo oscureció y de que manera. En el primer cuarto de hora el Almería consiguió hacer dos goles y encarrilar por lo tanto el partido. Fue Chuli el verdugo. Un delantero que intentó fichar el Real Zaragoza hace ahora exactamente un año y que la LFP no le dejó. Él fue el encargado de mostrar las vergüenzas de un equipo que no sabe por dónde le da el aire. Mal ofensivamente y peor defensivamente. La llegada de Carreras no ha servido de momento nada más que para desorientar a un equipo que ya estaba desorientado. 
Los dos goles noquearon al Real Zaragoza. Su estado no había sido nunca de mucha lucidez, pero los dos golpes mortales de Chuli evidenciaban más el caótico deambular del equipo aragonés por la categoría en esta segunda vuelta. Entraron Gil y Diamanka y aún hubo cierta sensación de querer asomarse por los dominios de Casto, pero más por el repliegue que ordenó Gorosito que por convencimiento zaragocista.
En esa fase de conformismo almeríense, el Real Zaragoza se estiró y, casi sin tiempo, se lanzó a por el gol. Ángel consiguió anotar y aún hubo ocasiones para empatar. La mejor un disparo de Rico que desvió Casto. El milagro no se consumó y el equipo aragonés ve como se aleja el tren del ascenso.

Un contenido de:
Chesus Santamaría

Domingo, 31 de enero de 2016. 12:52
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *